Gracias, felicitaciones por un nuevo aniversario, por poder festejarlo en familia. Las instituciones, los médicos, los enfermeros, cada administrativo, la conducción del ministerio, la conducción del hospital, la cooperadora, la Policía, la vecinal, todas las instituciones, los chicos de la escuela. Gracias por darle este marco a este nuevo aniversario.

Yo quiero trasmitirles algo que decía el director (del hospital Heller, Víctor Noli) y el ministro (de Salud y Desarrollo Social, Ricardo Corradi Diez): la importancia del fortalecimiento de la Salud. No hay una salud pública y una salud privada, hay una sola salud. Y en esto el trabajo empieza en el centro que es cada neuquino, no el paciente, antes. En la prevención que hacemos, en todo el trabajo que llevamos adelante.

El centro del sistema de salud es cada neuquino. Vamos a trabajar incansablemente para que a cada neuquino le vaya mejor. En las tareas de prevención y en todo el trabajo que estamos haciendo de formación, de capacitación, de la revolución cultural, deportiva y educativa que necesitamos llevar adelante, para que cada día un neuquino tenga la posibilidad de salir adelante con todos los servicios necesarios y que cada día logremos que un neuquino llegue menos al hospital. Y aquel que tenga que llegar, que tenga la mejor atención, la que ustedes brindan.

¿A quienes queremos venir a agradecer? A ustedes, a los 8 mil empleados del sistema de salud, a los 600 empleados que tiene este hospital. Son un orgullo. Somos un orgullo para las demás provincias y para el país.

Se ha hecho muchísimo, pero la salud pública provincial es un orgullo y la diferencia la hace la calidad, el compromiso, el coraje, la responsabilidad y el trabajo de cada empleado, de cada integrante del sistema de salud.

Se ha hecho muchísimo y hay mucho más por hacer. Decía el director, hospitales que tenemos comprometidos, el hospital que estamos haciendo en Añelo, el que estamos haciendo en San Martín de los Andes, y tantos nuevos proyectos que van a dar curso a la concreción de los sueños y las expectativas de los neuquinos. Con los valores que ustedes nos han entregado: los valores del amor, del respeto, de la solidaridad.

No hay posibilidades de que los neuquinos, en forma individual y en forma egoísta, podamos salir adelante. Hay un proverbio chino que dice: si caminas solo, muy probablemente vayas rápido, vayas ligero, si caminamos juntos y acompañados, todos vamos a poder llegar mucho más lejos.

Estoy feliz del el sistema de salud. Yo me atiendo en el Castro Rendón, ese es mi hospital y estoy feliz porque la calidad y el compromiso de cada empleado del sistema de salud se contagia y se irradia para adentro y para afuera, a lo largo y a lo ancho de toda la provincia.

Quiero agradecerles hoy también a aquellos profesionales, aquellos empleados que pudiendo trabajar en la actividad privada, han decidido entregar su vida al sistema de salud pública provincial. Y lo han hecho en esta vocación de servicio que nos tiene que enaltecer y contagiar; es la bandera que todos queremos levantar. Lo han hecho inclusive a expensas de renunciar a progresos económicos individuales y familiares, se han hecho cargo de la carga pública, de llevar la salud pública a lo largo y a lo ancho de toda la provincia.

Entonces también en este nuevo aniversario estamos contentos y felices de poder decirles que la ampliación de la sala de obstetricia la vamos a hacer. Sé de toda la contención y tratamiento que les brindan a los pacientes que son derivados de Senillosa, del Bouquet Roldán, de Centenario. Sé del trabajo que hacen los 600 empleados y cada una de vuestras familias para poder brindar este servicio esencial, en el corazón del centro del oeste de la ciudad de Neuquén capital, de la Patagonia.

Por eso también queremos venir, asumir el compromiso. Hemos terminado el proyecto y tenemos costeada la obra. Sale y vamos a invertir, no a gastar, 7,5 millones de pesos para que este hospital tenga el jardín maternal que se merece, para que los hijos de cada uno de los empleados de este hospital en lactancia de 45 días a un año, de uno a dos, y de dos a tres, tengan esas tres salas y puedan tener a vuestros hijos cerca, para poder fortalecer esta familia.

Acá hay una gran familia, acá hay equipo, acá hay valores. Y los invito a que profundicemos esos valores. Todo el sistema de salud nos dio una gran lección. En la discusión salarial, en el intercambio salarial, por primera vez en mucho tiempo, al momento de firmar algo muy importante, la contrapartida salarial con la cual le damos previsibilidad económica a nuestras familias, estuvieron todos sentados en la mesa: los gremios que representan a cada uno de los empleados, de los enfermeros, de los médicos, de los empleados administrativos, de quienes conducen las ambulancias, de los empleados de la subsecretaría de Salud, del CAM (Centro Administrativo Ministerial), estuvieron todos firmando con el gobierno un acuerdo salarial.

Muy importante todo el trabajo que ustedes hacen. Estamos felices y agradecidos. Quiero reivindicar y reconocer que cuando camino el país la salud pública neuquina sigue siendo un ejemplo.

Nosotros vamos a trabajar fuerte para darle a cada uno de ustedes las herramientas que se necesitan para cristalizar esta vocación de servicio de amor al otro, al neuquino, al que todavía no llegó para que no llegue, para tratar en la prevención de que no llegue al hospital y a aquel que llegó, para darle lo mejor de ustedes. Esa es la actitud de amor y de servicio que brindan ustedes y en las cuales queremos y nos queremos contagiar a lo largo y a lo ancho de toda la provincia.

Muchas felicidades. Estoy seguro que la próxima vez con sol o con viento nos vamos a animar y vamos a hacer el festejo en la explanada a cielo abierto, a calle abierta, a todo el barrio abierto, porque es así como este hospital y cada integrante tiende este puente de amor en la salud para recibir a cada neuquino. Muchas gracias y felicidades por este aniversario.