Primero quiero decirles que estoy agradecido y feliz de sumarme –junto con el vicegobernador Rolando Figueroa- a este proceso que hoy tiene una bisagra en la historia de la provincia, porque sentimos que lo han construido, conquistado y logrado ustedes.

Aquella vez que hablé con el ministro de Ciudadanía, Gustavo Alcaraz, para ver la posibilidad de que asumiese el ministerio me decía en sentido constructivo, no puedo por esto, o no puedo por lo otro, o me parece más conveniente aquello. Y la verdad Gustavo que quiero felicitarte porque sos un ejemplo para el ministerio de gestión para afuera de la calle, hacia los escritorios, con equipos vinculados y relacionados directamente a la sociedad y a sus necesidades.

Se nos abre un panorama muy amplio y queremos revancha, yo creo en las palabras de ustedes y nos queremos hacer cargo de algunas críticas constructivas porque queremos mirar de frente y para adelante, queremos una sociedad inclusiva y diversa.

Me mandaban los videos ayer y veía que hicieron una rampa en el ingreso a la Casa de Gobierno, ya que no tenía una rampa para las personas con discapacidad. Por eso estamos convencidos también de lo que nos dijeron en la campaña: de mirar de frente, al costado, al lado, en la cercanía con cada neuquino, para saber cuáles son sus necesidades, sus expectativas y sueños.

Venimos caminando silenciosamente durante un tiempo, pero lo más importante son los logros y las construcciones. Pensaba -cuando definíamos qué día y a qué hora hacíamos este acto- que se debía concretar en el momento en el que pudieron asistir la mayoría de ustedes, con una amplia mayoría, y di la directiva para que ese momento sea el que diera una amplia concurrencia, porque los protagonistas son cada uno de ustedes. Por eso también me congratula encontrarme con todos los ministros en este acto, porque si en algún momento se sintieron solos quiero que sepan están acompañados con un gobierno de pie para buscar justicia e igualdad de oportunidades para fortalecer el trabajo de ustedes.

Quiero agradecer a todas las instituciones y a las personas que han entregado su vida en la lucha incansable de la justicia y la igualdad en la defensa de los derechos, en la igualdad de los derechos de las personas que tienen alguna discapacidad. También quiero decirles que he aprendido mucho de algunas personas que tienen alguna discapacidad a lo largo de mi vida; he aprendido de la fuerte concentración que tienen, de la fuerte inteligencia que tiene, de la simpleza y humildad y practicidad de lo que dicen y lo que hacen.

Entonces que hoy en el gobierno haya un espacio en su estructura, en un nivel importante para planificar y darle entrada al desarrollo de la gestión destinada a las personas con discapacidad, es muy importante porque nos va a dar desde el gobierno mismo otra mirada. Es imposible planificar un desarrollo justo y colectivo de la sociedad si dentro del gobierno no está el verdadero pensar y sentir también de todos los sectores de la sociedad.

Este espacio que se crea hoy, que va a conducir Paula, con un equipo que se va a ir integrando, es para que no tengan que andar mendigando: sean actos, ayudas, gestiones, para lograr la igualdad de ustedes con el resto de la sociedad. Para que en esta estructura nos podamos servir de la elaboración de políticas y de programas para avanzar, para que cada institución representativa de ustedes tenga claramente una puerta, un teléfono, dónde acudir; para que no haya duplicación de esfuerzos; para que todos los funcionarios del gobierno de la provincia, las instituciones intermedias, los clubes, las vecinales, el sistema de salud, el sistema educativo, tenga claro qué puerta hay que golpear cuando hay un inconveniente de cómo llevar adelante un programa para incorporar y hacer justicia en los derechos de una persona que tiene discapacidad.

Basta, se acabó el tiempo en el cual en el gobierno no hay una persona que representE la rectoría, el eje del desarrollo de esa política. Y les pido a todos los funcionarios del gobierno de la provincia, que seamos coherentes con este decreto. No se trata de firmar un decreto, de pasar a la historia con la primera vez que hacemos un decreto en este lenguaje o que creamos la subsecretaría. Se trata de pasar a los hechos, de concretar este panorama que hoy se nos abre. Yo estoy convencido que uno a uno, mano a mano, tomándonos de la mano, vamos a ir poder caminando juntos en este progreso de nuestro pueblo neuquino y del pueblo argentino.

Pero también, a veces parecería como que hay que tener una mirada hacia estas personas, prioritaria. Y yo quiero decirles que a veces es al revés, también son ustedes que tienen mucho para enseñarnos a nosotros y que nosotros necesitamos de ustedes por estas virtudes que tienen de claridad, de practicidad.

Cada vez que vamos a un barrio, a una ciudad o a un pueblo, siempre hay una institución hermana que se nos acerca representativa de las personas con discapacidad y nos muestran el camino. Con ustedes no hay dudas de cuál es el camino. Y esa certeza que tienen del camino a ser transitado es el que queremos contagiar e irradiar a lo largo y a lo ancho de toda la provincia y que cada funcionario de este gobierno entienda -definitivamente- que ese es el camino: un gobierno de puertas abiertas, de frente a la gente, acompañándola, ayudándola.

Cuando hay logros para compartir, la alegría de esos logros, pero sobre todo para priorizar la gestión hacia los que menos tienen, a los que menos derechos están satisfechos, para poner en la prioridad de la gestión de gobierno a aquellos que han tenido algún golpe o algún porrazo.

Alguna vez he pensado cómo sería mi vida si estuviese inválido. La verdad que me ha resultado bastante difícil imaginármela. Porque por ejemplo soy  una persona que ama el deporte, entonces en esa proyección he tratado de entender a las personas que no pueden caminar, saber cómo proyectan y realizan su vida y he encontrado en esas, en el ejemplo y en cómo lo hacen a diario, una superación tremenda. No respecto de su incapacidad sino respecto de aquel que no tiene discapacidad. Por eso vengo a pedirles disculpas a todo ustedes, nosotros que no teniendo una discapacidad no lo hemos puesto como prioridad de nuestras acciones diarias.

Hoy es un día para celebrar, es un día para estar felices pero sobre todo para tomar mucha fuerza, mucha energía positiva, para recuperar parte del tiempo perdido, haciendo justicia y para poder trabajar en equipo. Yo estoy convencido que ustedes, esta estructura, la representatividad de cada institución, el amor, el cariño, el afecto, el coraje, la superación, que cada persona con discapacidad manifiesta a diario desde que se levanta hasta que se acuesta, son los mismos valores con los cuales tenemos que inundar y contagiar toda la sociedad neuquina; para decir definitivamente basta y nunca más a la droga, al alcohol, a la violencia, a la trata de personas, al abuso y a la inseguridad.

Estoy convencido de la importancia de la incorporación de esta estructura al gobierno y va a ser un hermoso desafío para todos nosotros poder alcanzarlo; ustedes corren con ventaja, correr ustedes van adelante nuestro. Estoy convencido que, en equipo, vamos a poder alcanzarlos para hablar el mismo lenguaje, para hablar el mismo idioma para llevar adelante las mismas acciones porque tenemos el mismo objetivo: la unidad y la identidad del pueblo neuquino.

Y a todos los que no forman parte del partido político que gobierna la provincia y que han asumido el desafío de incorporarse en esta vocación de servicio público que es un cargo de gobierno, no tenemos más que palabras de agradecimiento. Estamos súper agradecidos que se sumen a tirar de este carro que es la defensa de Neuquén para los neuquinos, en la búsqueda de igualdad de oportunidades y en el fortalecimiento de una sociedad inclusiva y diversa; que tiene en su historia, los valores, las banderas sobre las cuales progresar y seguir desarrollando el porvenir de cada uno de ustedes.

Sepan que los diputados los están esperando para ese observatorio que queremos crear. Sepan que el vicegobernador está a disposición para impulsar los cambios  normativos que ustedes necesitan. Sepan que hay un gobierno de pie pero que quiere caminar al lado, paso a paso de cada uno de ustedes, para buscar rápidamente un desarrollo colectivo e integral de toda nuestra sociedad.

Nada más que muchísimas gracias, confiamos en ustedes. Quedamos –no  a disposición- sino a la par de ustedes, en esto que va a ser un desafío: escuchar en el Gabinete esta voz, este pedido, este reclamo, esta exigencia. No del funcionario, de todos ustedes. De cómo incorporarlos en la vida concreta y activa cuando planificamos una vivienda, un camino, una ruta, un playón deportivo, un polideportivo, un centro de salud,  nuestras obras, nuestro camino, cuando planificamos nuestra vida definitivamente queremos contar con ustedes por y para siempre. Muchas gracias por sumarse.