Aclaran aspectos de la audiencia pública por la mina de Campana Mahuida

octubre 6, 2009

El director provincial de Minería, Carlos Portilla ratificó que “esta audiencia pública que se suspende por tercera vez era justamente eso, una consulta popular para saber, a ciencia cierta y formalmente, qué se piensa sobre el proyecto de exploración de cobre”, en la reserva Campana Mahuida, cerca de Loncopué.
Carlos Portilla.

El titular de la dirección provincial de Minería, Carlos Portilla, se refirió a los aspectos actuales en los que se encuentra la instancia de audiencia pública por el proyecto de exploración de cobre en la reserva Campana Mahuida, ubicada en cercanías de Loncopue. Portilla reiteró que “esta audiencia pública que se suspende por tercera vez era justamente eso, una consulta popular para saber, a ciencia cierta y formalmente, qué se piensa sobre el proyecto de exploración para esta etapa”.

Recordó que “Campana Mahuida es un proyecto, por ahora, de exploración de cobre con posibilidades a la extracción de este mineral en un paraje que se ubica en cercanías de Loncopué” y ratificó que “actualmente, el proceso -en cuanto a lo administrativo- se encuentra paralizado porque una decisión del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) devuelve las actuaciones al Juzgado de Primera Instancia”.

“Esto sucede -detalló el funcionario- porque la Justicia entiende que debe resolver sobre una situación litigiosa que se planteó en términos del contrato celebrado en el ámbito de la Corporación Minera del Neuquén (Cormine)”. “Por otro lado, eso llevó a la suspensión de la tercera audiencia pública que ya se había llamado para consultarle a la ciudadanía en general, al pueblo de Loncopué, a la comunidad indígena Mellao Morales y a cualquier habitante de Neuquén y de la Argentina que quisiera estar en ese acto, qué pensaba sobre el proyecto”.

Carlos Portilla declaró desconocer los términos judiciales y plazos legales, por lo cual se excusó de “dar precisiones sobre cómo continuará todo este proceso”; pero sí se mostro optimista en que “las distintas interpretaciones sobre la aplicación de la legislación vigente conlleven a que este proyecto se pueda poner en marcha, ya que se trata de la extracción, la utilización, la industrialización de nuestros propios recursos naturales y eso significa riqueza para la provincia y para la Nación”.

A su vez el director de Minería -área que depende de la secretaría de Estado de Recursos Naturales- remarcó que estas riquezas “se traduce en puestos de trabajo, en utilización de insumos y en todos aquellos aspectos que mueve un proyecto minero, que -como decía antes- a partir de un recurso primario genera muchísimos servicios y actividades anexas y en directa relación con el mineral, en este caso el cobre”.

El funcionario no dudó en subrayar el excelente potencia de cobre que posee esta mina y dijo en tal sentido que “es muy conocido el potencial de cobre porque ha sido explorado desde hace décadas. Se habla -destacó- de un conocimiento total de aproximadamente 50 millones de toneladas con presencia de cobre, de las cuales, 22 millones de toneladas son minables, es decir, que de esa totalidad conocida hasta ahora se podrían extraer más de veinte millones de toneladas”.

En término técnicos, Portilla aclaró que “estas 22 millones toneladas cuentan con un dos por ciento de roca primaria, lo cual implica un proceso industrial muy grande, con la consecuente necesidad de inversiones para poder hacerlo y también quiere decir o conlleva, que las nuevas tecnologías que se apliquen para estos procesos garantizan los cuidados al medio ambiente y a la salud de la población, que corresponden en cualquier otra industria”.