Se trata del sector de la economía que tiene al talento y la creatividad como insumos principales. El Iadep y el ministerio de las Culturas diseñaron una línea de asistencia financiera destinada a emprendedores, creativos y hacedores de la cultura.

El gobierno provincial busca promover las industrias culturales y continúa potenciando acciones que valoren la creatividad cultural en la región, la cual aporta una gran riqueza para la provincia del Neuquén.

En este sentido, el Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (Iadep) y el ministerio de las Culturas diseñaron una línea de asistencia financiera destinada a emprendedores, creativos y hacedores de la cultura. Esta línea ofrece condiciones blandas y actualmente se encuentra disponible para que los interesados comiencen con la gestión crediticia.

La directora del Iadep, Mariana Roitstein expresó que mediante la línea “se brinda la posibilidad de financiar nuevas actividades, sobre todo considerando que el mundo laboral actual tiende a reformular algunos trabajos debido a los avances de las herramientas y los procesos tecnológicos de vanguardia, con excepción de aquellos que dependen de la creación, creatividad y que hagan foco en la economía naranja”.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), “la economía naranja es el conjunto de actividades que de manera encadenada permiten que las ideas se transformen en bienes y servicios culturales. Es aquel sector de la economía que tiene talento y la creatividad como insumos principales”.

Este tipo de economía resulta beneficiosa pues contribuye a generar riqueza y valor, empleos e impacto social. A su vez, agrega contenido al patrimonio cultural.

Poniendo el foco en la economía naranja, desde el Iadep se espera que la asistencia financiera propuesta resulte motorizadora y que contribuya a que varios emprendimientos puedan iniciarse y otros logren fortalecerse.