Con la presencia de autoridades nacionales y provinciales, se desarrolló la capacitación sobre “Trata de personas: esclavos y explotados”.

Funcionarios nacionales y provinciales participaron del acto de apertura de la jornada de capacitación “Trata de personas: esclavos y explotados”. La iniciativa abordó la proyección de la vida de la víctima luego del rescate y aspectos relacionados con la investigación, procedimientos y hasta dónde se debe intervenir desde las instituciones.

La capacitación, que estuvo abierta a todo el público, contó con la asistencia de la ministra de Gobierno, Educación y Justicia, Zulma Reina, la coordinadora del área de Prevención de las Peores Formas de Vulneración de Derechos del ministerio de Desarrollo Social de Nación, Gloria Bonatto, -que tuvo a su cargo la capacitación- y Eugenia Cuadra, integrante del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el Delito de Trata de Persona.

La ministra agradeció el trabajo que se realiza de forma coordinada entre la Nación y las provincias en la problemática de la trata de personas, ya sea por explotación laboral como sexual. “Es un tema que siempre ha estado presente, pero no siempre se habló, por eso es muy bueno que trabajemos en formas de prevenir este flagelo”, señaló.

Reina aprovechó la oportunidad para agradecer el trabajo que viene realizando la subsecretaría de Justicia y Derechos Humanos, a cargo de Juan Ignacio Guaita, y, especialmente, del Centro de Atención a la Víctima de Delitos.  A los presentes les pidió que “sean agentes de lo que hoy van a recibir. Gracias por involucrarse y comprometerse en mejorar las condiciones de vida de las personas con derechos vulnerados”, cerró.

Por su parte, Bonatto agradeció al gobierno provincial por el compromiso demostrado en el trabajo para prevenir la trata y actuar en rescates. Señaló que las características federales del país hacen que el trabajo sea complejo, pero a la vez de “una riqueza muy importante”.  Señaló que la gente que trabaja en el tema debe tener un involucramiento especial con el tema. “Tenemos que estar comprometidos, ser auténticos militantes en los derechos de las personas, porque no queremos esclavos”, manifestó.