La nueva delegación se sumará a las cuatro que ya funcionan en el interior de la provincia, en las localidades de San Martín de los Andes, Plaza Huincul, Andacollo y Chos Malal.

El director general de Comercio Interior, Lealtad Comercial y Defensa del Consumidor –dependiente del Ministerio de Desarrollo Territorial- Martín Reigada, anunció la apertura de una nueva oficina de Defensa del Consumidor en la localidad de Loncopué. La nueva sucursal se sumará a las cuatro que ya funcionan en el interior de la provincia, en San Martín de los Andes, Plaza Huincul, Andacollo y Chos Malal.

Tras mantener una reunión con la intendenta María Fernanda Villone, Reigada informó que “las gestiones están muy avanzadas ya que ellos tienen un espacio físico disponible y personal asignado a la realización de estas tareas” y agregó que “en breve el personal viajará a Neuquén para que podamos capacitarlos y antes de que culmine el mes de mayo, puedan estar brindando este servicio en esa localidad”.

La oficina emplazada en Loncopué funcionará bajo la órbita municipal, como las demás sucursales del interior de la provincia, excepto la delegación de Andacollo cabecera del departamento Minas, donde la delegación funciona en sede provincial. Para ello fue necesario que los municipios adhirieran por ordenanza a la ley provincial y que suscribieran los convenios respectivos con el ministerio de Desarrollo Territorial.

Martín Reigada, explicó que desde que tienen delegaciones en el interior de la provincia “la cantidad de denuncias efectuadas por los consumidores se incrementó y se resolvió de manera favorable la mayor parte de ellas. El promedio provincial indica que en 2013 hubo un 85 por ciento de casos con resolución en primera instancia, es decir, durante la convocatoria a conciliación y el resto de los casos se derivó a la sede provincial en Neuquén para seguir el curso previsto por la ley vigente”.

Esta conexión permanente con la realidad local del consumo ha permitido detectar situaciones que antes pasaban desapercibidas, ya sea por la falta de denuncia o porque el volumen de expedientes no llegaba a reflejar la magnitud del problema.

Las oficinas locales de Defensa al Consumidor tienen el rol de la mediación. Cumplen la función de tomar los reclamos, intimar a las empresas a que hagan su descargo y llamar a audiencia conciliatoria. “Es una instancia pre judicial para mediar cualquier tipo de conflicto y lograr un acuerdo entre las partes”, dijo el funcionario provincial.

Mencionó como ejemplo que detectaron la caída del servicio de telefonía entre Zapala y Chos Malal, actuando de oficio en nombre de los consumidores. Al respeto informó que “el año pasado logramos que la empresa Claro acredite a un total de 10 mil usuarios alrededor de 240 pesos porque se vieron afectados por la interrupción del servicio”.

A nivel provincial, el ranking de denuncias sigue siendo liderado por la telefonía celular, seguida por el sistema financiero y las tarjetas de crédito, la parte automotriz -en lo que respecta a problemas de garantía y demoras de entrega- y en cuarto lugar, los electrodomésticos.

“Intimamos a las empresas de telefonía para que envíen por correo o por e-mail el contrato antes de la emisión de la primera factura a todos aquellos usuarios que hayan contratado alguna prestación por vía telefónica. Lo decidimos porque la mayoría de las denuncias se refiere a que contratan determinado servicio y al llegarles la factura advierten que no es lo que les habían ofrecido de manera telefónica”, manifestó.

Rápida acción en el interior

Al frente de la oficina de Defensa al Consumidor en San Martín de los Andes está Jovita Brondo, quien destacó que “aumentó un montón el porcentaje de expedientes que enviamos desde nuestra oficina municipal a Neuquén, pero también se incrementó la cantidad de trabajo ingresado de un año al otro. Las consultas han aumentado. Todos los planteos se reciben aquí, pero no sancionamos. Nosotros conciliamos y quien sanciona es la provincia”.

Brondo indicó que en la localidad lacustre, el 90 por ciento de los casos se resuelve en la instancia conciliatoria, porque los denunciantes se ahorran de ir a Neuquén y obtienen pronto una respuesta. “Si el problema se suscita con empresas de San Martín de los Andes, los trámites se resuelven de manera muy rápida, de uno a cinco días. Es un servicio para la gente y la verdad es que hacen uso de él cada vez con más frecuencia”, argumentó.

En la delegación de Plaza Huincul, Miriam Zurita también ponderó el rol de nexo que tienen entre los consumidores y la dirección general a nivel provincial: “hemos tenido resoluciones muy favorables, en particular con comercios locales que fueron denunciados en su momento, y al notificarlos de la denuncia tuvieron buena predisposición para solucionar el problema, en nuestro caso, hablamos de un 90 por ciento de resolución”.

Ambas funcionarias, atribuyen el incremento en las denuncias a la posibilidad de realizar el reclamo en la propia localidad. “Antes había que trasladarse a Neuquén, con el gasto y el inconveniente que genera perder un día entero para trasladarse a exponer el reclamo, y otro día más si te llamaban a audiencia”, consideró Zurita, en cuya oficina se tramitaron en el año calendario 2013-2014 aproximadamente 300 expedientes.