Este miércoles quedó inaugurado la temporada invernal en el parque de nieve Batea Mahuida, en Villa Pehuenia. Como novedad esta temporada tendrá un equipo pisanieve y un POMA de 300 metros de longitud para incorporar a los servicios que se brindan en el centro invernal.

A 370 kilómetros de la ciudad de Neuquén y con más de un metro de nieve sobre la superficie, este mediodía quedó oficialmente inaugurado el parque de nieve Batea Mahuida, ubicado en Villa Pehuenia. De la apertura participaron el ministro de Producción y Turismo, José Brillo, el intendente Sandro Badilla, los loncos Orlando Paredes y Daniel Salazar, y representantes del sector turístico y gastronómico.

Durante el acto el ministro Brillo felicitó a la comunidad Puel, que administra el parque de nieve, a los loncos Orlando Paredes y Daniel Salazar y a los integrantes de las distintas comunidades, al intendente, autoridades municipales y representantes del sector turístico y gastronómico.

También destacó el esfuerzo realizado por la comunidad mapuche y los empresarios locales. “A medida que va creciendo este parque de nieve, creo que debería tener la jerarquía de un cerro como los que tenemos en la provincia del Neuquén y que nos distinguen”, consideró.

En otro tramo de su discurso llevó a los presentes “el saludo del gobernador Omar Gutiérrez, que ha sido uno de los promotores para poder tener un salto cualitativo en este parque de nieve a partir de la compra de un pisa nieve y el medio de elevación que en poco tiempo más vamos a poder adquirirlo”. Por último, señaló que “desde el gobierno provincial nos comprometemos a seguir jerarquizando con servicios”.

Acerca del Parque

Destacado por ser una alternativa familiar, el parque de nieve Batea Mahuida es administrado por la comunidad mapuche Puel desde hace 15 temporadas. Su pista principal es de 700 metros de longitud, y sus medios de elevación cuentan con una capacidad de 500 esquiadores por hora. Desde lo alto de la pista se pueden observar postales inigualables del lago Aluminé en todo su esplendor, rodeado de los bosques de araucarias y de un manto blanco de nieve que promete una excelente temporada para el Batea Mahuida.

La riqueza natural de este parque de nieve ubicado a 370 kilómetros de Neuquén, se conjuga con la historia y cultura de la comunidad mapuche Puel. Desde que el volcán Batea Mahuida se apagó y formó en su cráter una laguna, los mapuches, como pobladores históricos de estas tierras, se establecieron alrededor.

En su cumbre nace el río Bío Bío y se puede observar el volcán Icalma, del lado de Chile. Cercano al complejo, se halla un bosque fósil de pehuenes y grabados rupestres de interés arqueológico y cultural.

El “cerro de la batea”, traducción de su nombre mapuche, en invierno se llena de nieve. Esto permitió su desarrollo como parque y prometedor emprendimiento de la comunidad Puel.