La capacitación tiene como objetivo brindar conocimientos y herramientas a miembros y líderes de instituciones religiosas en materia de consumos problemáticos. Quienes completaron la primera etapa tienen tiempo de anotarse hasta el 25 de julio.

Esta semana se abrieron las inscripciones para la segunda etapa del curso de Colaborador socio-espiritual en adicciones para líderes y miembros de instituciones religiosas de toda la provincia que hayan finalizado la primera parte de la capacitación y para aquellas personas que pertenezcan a instituciones religiosas y que cuenten con conocimientos básicos sobre la problemática.

La iniciativa es llevada adelante por el ministerio de Niñez, Adolescencia, Juventud y Ciudadanía, a través de la dirección general de Religión y Culto de la subsecretaría de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos y tiene el objetivo de brindar herramientas a miembros de comunidades religiosas sobre los consumos problemáticos para contener a las personas que acuden en busca de ayuda.

Se espera que éstas puedan conformar equipos de colaboradores dentro de las instituciones religiosas para abordar la problemática desde la instancia de una primera escucha.

El curso comenzará el 1° de agosto y consistirá de ocho encuentros, seis virtuales y dos presenciales, con una frecuencia de una clase por semana, finalizando el 19 de septiembre. Habrá dos encuentros presenciales que se llevarán a cabo en Neuquén capital para que puedan asistir las y los asistentes de la microrregión Confluencia y se replicarán otros dos en Zapala para quienes participan del interior provincial.

Las y los colaboradores socio-espirituales que quieran completar la formación pueden anotarse hasta el 25 de julio llamando al 2995157068 o al 2995105149. El cupo máximo para esta edición es de 100 personas.

Primera etapa

El curso de colaborador socio-espiritual en adicciones se viene realizando desde 2016 y, hasta el momento, se concretaron cuatro ediciones junto a la Facultad de Ciencias del Ambiente y la Salud de la Universidad Nacional del Comahue. Las tres primeras fueron presenciales y la última fue virtual debido al contexto de pandemia, pero eso permitió que participaran más personas de localidades del interior provincial que en otras oportunidades. Egresaron en total 400 colaboradores socio-espirituales de distintos puntos de la provincia.

Será la primera vez que se realice una segunda etapa de la capacitación y busca profundizar los conocimientos y herramientas otorgadas durante las anteriores ediciones.