Unos 66 productores de la comunidad mapuche Namuncurá y otras 6 familias de la comunidad Cayulef tendrán acceso seguro al agua para consumo y para producción.

Ante la sequía manifestada hace cinco años en el departamento Huiliches y la demanda continua y recurrente de las comunidades mapuche en relación a este tema, el ministerio de Desarrollo Territorial, a través de la conformación del Comité de Emergencia Local, encuentra soluciones a estos planteos estructurales.

De esta manera, se presentaron y consiguieron fondos provenientes de Emergencia, con los que se llevaron adelante los estudios hidrogeoeléctricos en las comunidades Cayulef y Namuncurá.

Posteriormente a la determinación de los lugares se procedió a la realización de las perforaciones por intermedio de Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), con éxito en las comunidades Cayulef y Namuncará.

En cuanto a la primera, la subsecretaría de Producción gestionó fondos provenientes del Instituto de Juegos de Azar por 80 mil pesos, destinados a la realización de obras complementarias que incluyeron la instalación de un sistema de bombeo solar, un tanque de almacenamiento y la compra de los equipos de bombeo y los tanques de reservorio de 5 mil litros. Actualmente se está ejecutando el sistema de distribución.

El lonco de la comunidad Cayulef, Audulio Payllalef, manifestó que “desde la década del 90 venimos sufriendo la falta del agua, que se agudizó los dos últimos años”. Por este motivo expresó sentirse “muy contento de tener este recurso”.

En este sentido, informó que seis familias resultaron beneficiadas con estas obras y podrán acceder de una forma segura a este recurso para consumo humano y uso productivo.

Recordó además que la problemática de la comunidad “la acercamos al Clear Huliches y hoy ya tenemos instalado el quipo de bombeo, el tanque y la red. Solo faltan unos 600 metros para llegar al último poblador”.

Avanzan obras de agua en la comunidad Namuncurá

Otro de los proyectos que registró un importante avance se denomina «Mejoramiento de los sistemas de agua para la Comunidad Namuncurá». La iniciativa busca mejorar la calidad de vida de 66 productores garantizando el acceso seguro al agua para consumo humano y uso productivo. La comunidad se ubica en el Paraje San Ignacio, a 35 kilómetros de Junín de los Andes.

Los trabajos se realizan con financiamiento del ministerio de Desarrollo Territorial, a través del Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa) y contemplan la captación de agua de una vertiente, la instalación de dos sistemas de bombeo solar y la colocación de 20 kilómetros de tuberías más sistemas de almacenamiento en tanques de polietileno, cubriendo las necesidades básicas de 15 familias de la comunidad y facilitando el desarrollo de su potencial productivo.

Trabajos realizados hasta el momento

A través de una máquina retroexcavadora contratada para el proyecto, se están realizando actualmente trabajos de zanjeo y colocación de tuberías, con un 30 por ciento de avance en diez días de trabajo. También se adquirieron los tanques de polietileno, que garantizarán la conservación del agua en condiciones óptimas para su consumo.

Los miembros de la comunidad participan activamente del Proyecto a través de la mano de obra para el acondicionamiento del zanjeo, colocación de tuberías y obras complementarias, tareas que cuentan con el seguimiento técnico de personal del Programa de Agua de la Dirección de Desarrollo Rural y técnicos locales de la subsecretaría de Producción y el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap).

Este proyecto es de suma importancia para los miembros de la comunidad Namuncurá, que actualmente dependen del acarreo de agua en camiones. Las obras permitirán acceder a un recurso vital para las familias de productores pero también para aumentar la cantidad y calidad de su producción.