A 190 años de un episodio trascendental para la historia, se realizó el viernes un acto conmemorativo en las Lagunas de Epulauquen.

A pocos kilómetros de Las Ovejas, uno de los destinos turísticos del norte neuquino, se desarrolló en 1832 la última batalla independentista de América.

El hecho histórico tuvo lugar en el norte de Neuquén, en la madrugada del 14 de enero de 1832 en las Lagunas de Epulauquen, a pocos kilómetros de Las Ovejas.

El ejército liderado por el coronel Manuel Bulnes, procedente de Chile, sorprendió durante la madrugada al bastión realista de los hermanos Pincheira en el refugio El Alamito.

Estos últimos eran financiados por España para dominar este territorio y defender la corona. En el lugar se desató una sangrienta lucha que dio fin a la ocupación española en América.

La zona actualmente es conocida como la Tierra de las Cuatro Banderas: la bandera pehuenche (de los antiguos pobladores), la española (por los últimos defensores del rey en América), la Argentina y la de Chile.

La batalla dejó una huella imborrable para toda la región, y año tras año se revaloriza como un hecho de gran trascendencia, que determinó el triunfo sobre el último bastión de la corona española en el territorio.