Al presidir los actos centrales por el 204º aniversario de la Revolución de Mayo, el gobernador Jorge Sapag ratificó la lucha diaria que el pueblo argentino debe emprender “en contra de la tiranía, la opresión y la injusticia”.

El gobernador Jorge Sapag presidió ayer domingo desde Loncopué, la ceremonia oficial por el 204º aniversario de la Revolución de Mayo, acompañado por la intendenta María Fernanda Villone, autoridades provinciales, municipales, vecinos y comunidad.

Además, el mandatario provincial inauguró el nuevo edificio de la Escuela Especial Nº 12; un plan de 30 viviendas; entregó un camión volcador para uso municipal; al tiempo que repartió entre las más de doce escuelas e instituciones de la localidad allí presentes, instrumentos musicales, material didáctico, libros, televisores e impresoras multifunción.

Al hablar en los festejos por el 25 de Mayo -en dependencias del gimnasio municipal-, Sapag revalorizó la importancia de esta fecha al indicar que “un día como hoy pero de 1810 se formaba el primer gobierno patrio, cuando reunido en la Plaza de la Victoria, actual Plaza de Mayo, el pueblo de Buenos Aires impone su voluntad al Cabildo y crea la Junta Provisoria Gubernativa del Río de la Plata, llamada luego Primera Junta”.

Luego de ponderar el valor y honor de sus integrantes, “como Cornelio Saavedra, presidente; Juan José Castelli, Manuel Belgrano, Miguel de Azcuénaga, Manuel Alberti, Domingo Matheu, Juan Larrea, vocales; y Juan José Paso y Mariano Moreno, secretarios” el gobernador indicó que “estos cabildantes reconocieron la autoridad de la Junta Revolucionaria, quien desconoció la autoridad del Consejo de Regencia español”.

En este marco, Sapag aseguró que “la mejor manera de defender a la Patria es hacer este tipo de actos, en los que nos juntamos en una fiesta patriótica, ciudadana y popular, para recordar nuestro pasado y tomar los testimonios de lucha y los valores que nos vienen desde ese fondo de la historia”. Y afirmó que “por eso debemos luchar cada día por la libertad y la justicia, contra la tiranía, la opresión y la injusticia”.

“Estamos todos convocados por este 25 de Mayo de 1810 a construir cada día de nuestras vidas la patria que quisieron nuestros mayores y crear la patria que se merecen las generaciones que nos siguen. Trabajemos en ese sentido queridos amigos de Loncopué, de la Provincia y de la Argentina toda, como lo hicieron esos hombres y mujeres que dieron todo y hasta su vida por esta gran nación”, sostuvo Sapag.

En otro párrafo de su discurso el mandatario distinguió entre “un habitante y un patriota” y resaltó que “un patriota es aquel que conoce la patria, la ama y la defiende”.

Por su parte, la intendenta María Fernanda Villone expresó su “alegría y agradecimiento” por haber elegido el gobernador a Loncopué como sede del acto central por el 25 de Mayo y en este sentido invitó a “todo el pueblo a seguir construyendo historia, a seguir defendiendo la celeste y blanca, con orgullo de ser argentinos”.

Luego de la ceremonia, Jorge Sapag entregó –junto al ministro de Salud, Rubén Butigué- actas de nombramiento a personal que se desempeña en el hospital local. La ocasión fue propicia para que se realizara una inauguración simbólica de la obra de reacondicionamiento del gimnasio, la cual fue recientemente concluida por la municipalidad, con fondos provenientes del Instituto de Juegos de Azar de Neuquén (IJAN), por un total de 500 mil pesos.

Inauguración de la escuela especial 12 y un plan de viviendas

Inmediatamente, las autoridades se dirigieron al sector Norte de la ciudad para dejar inaugurado el nuevo edificio de la Escuela Especial Nº 12, que demandó una inversión de 3.8 millones de pesos, cuenta con una superficie de 515 metros cuadrados y fue ejecutada por la empresa Okume SA.

En esta oportunidad, Sapag destacó la tarea docentes y de la comunidad educativa en su totalidad que “le ponen a su trabajo diario compromiso, calidez y amor” y resaltó que “esta escuela especial es la número 19 que se construye en la Provincia en los últimos seis años de gestión; todas ellas representan 21 mil metros cuadrados de construcción en este tipo de establecimientos, que atienden a 2833 alumnos con distintas discapacidades e involucran el trabajo de 1300 docentes especiales en todo el territorio”.

También manifestó que esta “escuela tuvo una inversión cercana a los 4 millones de pesos, que se suman a los trabajos de refacción y ampliación del CEPAHO con una inversión de 1.6 millones de pesos y las tareas también de ampliación de dos aulas y accesorios del Instituto de Formación Docente Nº 10, con un monto de inversión de 300 mil pesos”.

Cabe resaltar que la edificación de la Escuela Especial Nº 12, comprende hall de acceso, sala de máquinas, circulaciones, área administrativa (dirección, gabinete técnico, secretaría administrativa y baño de docentes), área de comedor (comedor, cocina, depósito de comestibles, depósito de limpieza y sanitarios de personal no docente) y área pedagógica (aula de música, kinesiología y psicomotricidad, con bañera de rehabilitación; sanitarios masculino, femenino y de discapacitados, sala de pre taller de artesanías manuales y AVD, baño de discapacitados con ducha y aula para grupos especiales de alumnos.

A continuación, el gobernador se dirigió al barrio contiguo a esta escuela para dejar inaugurado un plan de 30 viviendas, que demandaron una inversión de 11.8 millones de pesos y contaron con financiamiento de Nación y Provincia. Se realizaron con el municipio de Loncopué como entidad intermedia y las ejecutó la empresa constructora Saiquen SRL.

Las viviendas son de dos dormitorios, con cocina, comedor y baño. Además, hay dos casas son adaptadas para discapacitados.

Estuvieron presentes el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya; de Salud, Rubén Butigue, los diputados Claudio Domínguez y Edgardo Della Gáspera y el subsecretario de Obras Públicas, Ricardo Esteves Para finalizar la jornada de trabajo y celebraciones en Loncopué, el gobernador Sapag y la jefa comunal Villone compartieron un almuerzo popular con los vecinos en el gimnasio municipal.