Impactará directamente en la Cuenca Neuquina, de donde se extrae más del 50 por ciento del gas que se consume en el país.

El gobernador bonaerense Daniel Scioli anunció hoy que a partir del 1 de enero de 2016 se pondrá en marcha un nuevo programa de estímulo a la inyección excedente de gas natural, unificando los programas existentes e incrementando el precio promedio percibido en boca de pozo. Lo hizo esta tarde junto a la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner y gobernadores de las provincias que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi).

La medida tiene particular impacto en Neuquén, ya que la provincia abastece más del 50 por ciento del total del país.

Daniel Scioli firmó un acta acuerdo con los mandatarios de provincias petroleras, en la que se comprometió a poner en marcha un nuevo programa destinado a brindar un renovado impulso a la actividad en el sector hidrocarburifero. Desde el 1 de enero de 2016 entrará en vigencia un nuevo programa de estimulo a la inyección excedente de gas natural, unificando los programas existentes  y que contempla abonar 5 dólares por cada millón de BTU  de inyección base.

A su vez, las compensaciones que reciba el sector en el marco del nuevo “Plan de Estímulo a la Producción Excedente de Gas Natural” se considerará precio; por lo tanto deberá tributar regalías a la provincia –e impuestos- a la Nación.

Según el acta suscripta por todos los mandatarios provinciales, esta iniciativa “garantiza una vez más el compromiso del Estado nacional con la producción, el empleo y acercándonos más velozmente al objetivo estratégico del autoabastecimiento energético”.

Se agrega que para alcanzar ese objetivo, “se requiere además del compromiso de las empresas y de los trabajadores para alcanzar mejoras significativas en la productividad que posibiliten acceder a un sendero de crecimiento de la producción significativo y sustentable en el largo plazo”.

«Quiero garantizar la previsibilidad. Por eso aspiramos a que nuestro país se consolide como un paraíso productivo y quiero alentar a invertir y desarrollar. Hay que confiar que pueden llevar a la soberanía energética quienes primero trabajamos para recuperar YPF «, dijo Scioli.

Por su parte, Sapag destacó que el nuevo programa “es muy bueno para las empresas, porque en otros mercados mundiales tiene otros precios. Es un incentivo muy importante para seguir radicando inversiones que permitirán generar mayor producción, más empleo y mayores ingresos para la provincia”.

El mandatario recordó que hace siete años, “las inversiones en Neuquén fueron de 800 millones de dólares. El año pasado llegaron a los 4.700 y este año serán otros 5.000 millones de dólares, duplicando la cantidad de pozos; lo que nos permite tener un buen panorama”. Además, destacó la propuesta de Scioli de “gobernar de manera federal y apuntalando a lograr  la soberanía hidrocarburífera”.