La obra garantiza la provisión de agua potable en la localidad desde el río Colorado y tendrá cerca de 40 mil beneficiarios directos. Con una inversión que supera los 35,5 millones de pesos, el gobierno provincial -a través del EPAS- dará respuesta a uno de los mayores requerimientos en materia de agua de la comunidad.

Avanza a buen ritmo la primera etapa de la obra de agua potable denominada “Nueva Planta Potabilizadora” para Rincón de los Sauces, que a seis meses de su inicio alcanza un 60% de ejecución. Con una inversión que supera los 35,5 millones de pesos, el gobierno de la provincia, a través del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), logrará dar respuesta a uno de los mayores requerimientos en materia de agua potable para mejorar la calidad de vida de la comunidad de Rincón de los Sauces.

Esta obra, que inició el 20 de julio de 2017, contempla la ejecución de una obra de toma sobre el río Colorado, un decantador de sólidos de gran envergadura, canal sedimentador, cámara de carga y equipos de bombeo hacia los módulos potabilizadores existentes.

Actualmente, debido a los sedimentos naturales del río, se debe paralizar la producción de agua potable para efectuar las limpiezas correspondientes. Con esta obra se mejorará sustancialmente la autonomía de las actuales instalaciones, eficientizando los procesos de potabilización, manteniendo mayor cantidad de tiempo los módulos en funcionamiento.

Asimismo, el EPAS ha presentado ante el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) el proyecto ejecutivo de la segunda etapa, que ya cuenta con un visto bueno de Nación para su financiamiento. Esta etapa consiste en cuatro módulos potabilizadores de 250 metros cúbicos por hora cada uno, cisterna de agua potable de 1.000 metros cúbicos de capacidad, sistema de retrolavado de filtros, estación de bombeo, sala química y de cloración, subestación transformadora y obras complementarias.

Este proyecto contempla una inversión superior a los 250 millones de pesos, y permitirá abastecer el servicio de agua potable con una proyección para una población futura de 70 mil habitantes. Además, se está elaborando una tercera etapa, que contemplará una capacidad para una población futura de 90 mil habitantes e incluye aumentar el volumen de reserva y nuevo acueducto de impulsión desde la planta hacia las cisternas.