Los disertantes coincidieron en la importancia de construir acuerdos y respetarlos y valoraron el proceso en que están inmersas las provincias de Neuquén y Río Negro junto con las municipalidades de Senillosa, Plottier, Neuquén, Centenario, Vista Alegre, San Patricio del Chañar, Contralmirante Cordero, Campo Grande, Cinco Saltos, Cipolletti, Fernández Oro y Allen.

Tras la firma del convenio de adhesión al Programa de Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior (DAMI) por parte de las provincias de Neuquén y Río Negro, realizada la semana pasada en la Casa Rosada, se concretó hoy en la ciudad capital un seminario sobre ordenamiento territorial urbano. El programa se concentró en los desafíos que representa pensar una política pública colaborativa y los instrumentos de gestión del suelo en un espacio tan particular como es la Región Metropolitana Confluencia.

A tal fin, fueron convocados para disertar expertos en la materia tales como Oscar Madoery, Alfredo Garay y Roberto Monteverde. El primero de ellos se detuvo en la importancia que tiene la gestión política a nivel metropolitano; mientras que el segundo se concentró en cuestiones específicas del ordenamiento territorial urbano; y el último, comentó instrumentos utilizados en otros lugares para gestionar el suelo.

Los tres coincidieron en la importancia de construir acuerdos y respetarlos y valoraron el proceso en que están inmersas las dos provincias junto con las municipalidades de Senillosa, Plottier, Neuquén, Centenario, Vista Alegre, San Patricio del Chañar, Contralmirante Cordero, Campo Grande, Cinco Saltos, Cipolletti, Fernández Oro y Allen.

Monteverde, quien trabaja con el DAMI en el área metropolitana Salta y fue convocado para compartir lo que realizan allí, consideró que las políticas (de ordenamiento territorial urbano) son las que más se visibilizan. “Las ciudades crecen generalmente por expansión y consumen suelo y ese suelo es de valor productivo, las chacras en este caso, o de valor ecológico. Entonces, uno siempre va tratando de ver cómo tener un criterio más racional, que cuide la base económica y la base ambiental de un territorio”, indicó.

En el seminario quedó en evidencia que en los últimos años se dio un proceso de crecimiento expansivo en las ciudades que torna muy difícil dar servicios y genera, además, un impacto ambiental muy significativo. Por eso hablaron sobre lo complejo que resulta intentar resolver este tipo de dificultades de forma individual y abogaron, en cambio, por abordarlas de manera conjunta, buscando una visión en común y alguna herramienta simple que permita trabajar en territorio.

El programa se concentró en los desafíos que representa pensar una política pública colaborativa y los instrumentos de gestión del suelo en un espacio tan particular como es la Región Metropolitana Confluencia.

Parte de un proceso

El secretario de Planificación y Acción para el Desarrollo-COPADE, Sebastián González, precisó que durante este segundo seminario de Fortalecimiento de Políticas Públicas Metropolitanas “hablamos de gestión y administración del uso del espacio geográfico y de sus recursos, para aprovechar las oportunidades de desarrollo que nos ofrece y para tratar de mitigar o minimizar los riesgos que también nos plantea el espacio geográfico que compone esta región metropolitana”.

El secretario del COPADE consideró que los modelos de administración o gestión de este espacio metropolitano vienen en crisis desde hace tiempo. “Las noticias muestran cada día algún indicador: los problemas con los ríos, el avance de algunas actividades económicas sobre otras, la discusión respecto de donde instalar determinadas infraestructuras privadas o públicas. Todos los días en la prensa regional aparecen estos temas emergentes y dan la idea de que algo tenemos que hacer. Porque los modelos de gestión para esos problemas también han quedado antiguos. Tenemos que empezar a pensar modelos de gestión adecuados para la escala metropolitana, superando muchas veces cuestiones que tienen que ver con el ámbito municipal porque los exceden”, opinó.

Luego, resaltó la importancia de que se haya incluido en el Plan de Ejecución Metropolitana del DAMI II un subproyecto específico para trabajar en la redefinición de normativas urbanísticas municipales y en el pensamiento de una normativa que incluya lo regional y lo potencie. Argumentó que “en el mejor de los casos tenemos ordenanzas urbanas antiguas; en el peor de los casos carecemos en algunos municipios de este tipo de instrumentos. Estamos perdiendo la oportunidad de aplicar instrumentos de gestión de suelo que están teniendo éxito en otras regiones del país y del mundo. Estoy pensando, por ejemplo, en la plusvalía”.

Laura Perilli, secretaria de Programas Especiales y Enlace con el Consejo Federal de Inversiones (CFI) de Río Negro, recordó que “hace más de un año empezamos a trabajar en la puesta en marcha del Programa DAMI II y hemos logrado una serie de productos y avances que son para destacar como, de hecho, lo hicieron autoridades nacionales y representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) la semana pasada en Buenos Aires”.

En este lapso se logró conformar la Mesa de Acuerdos Metropolitanos -integrada por los intendentes- y los equipos técnicos provinciales y municipales, a partir del trabajo articulado y el consenso alcanzado a nivel político, pudieron obtener 18 proyectos de los cuales 6 ya fueron presentados al BID para su aprobación.

“Hoy trabajamos en uno de los ejes temáticos que nos propusimos abordar juntos y que tiene que ver con el fortalecimiento institucional. Esto (en referencia a la conformación de una región metropolitana) genera un desafío nuevo, sobre todo para los intendentes que afrontan la coyuntura a diario”, afirmó Perilli.

En el seminario –financiado por las Unidades de Enlace del CFI de Neuquén y Río Negro– estuvieron presentes los intendentes de Allen, Cipolletti y Campo Grande, Sabina Costa, Aníbal Tortoriello y Pedro Dantas, respectivamente; así como también los directores provinciales de Transporte, Luis De Brida, de Fiscalización Hídrica, Betina Laurenzano y de Desarrollo Turístico, Carolina Molíns; el titular de Emhidro, Elías Sapag, referentes de la Upefe y la Upcefe, entre otros.