En Buenos Aires se avanzó hoy en definiciones de logística, instrumentación y organización del intercambio que está en marcha. En tanto, se informó que el subsecretario nacional Juan Mahiques visitará Neuquén la semana próxima.

Funcionarios provinciales y nacionales mantuvieron esta mañana en Buenos Aires una reunión de trabajo con el propósito de avanzar en la instrumentación de acciones tendientes a concretar el canje de la Prisión Regional del Sur (U9) por el Complejo Penitenciario de Senillosa.

Días atrás el gobernador Omar Gutiérrez y el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, firmaron un acuerdo en el que se comprometieron a hacer las gestiones necesarias para lograr –por un lado- que Nación ceda a la provincia la unidad carcelaria U9, ubicada en el centro de la ciudad de Neuquén, y -por el otro- que el gobierno provincial entregue a cambio el Servicio Penitenciario situado en la ciudad de Senillosa.

En esta oportunidad, el encuentro convocó al ministro de Gobierno y Justicia, Mariano Gaido y al subsecretario del área, Juan Pablo Prezzoli, quienes fueron recibidos por el subsecretario nacional de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios, Juan Mahiques.

Gaido destacó que “se logró avanzar en definiciones destinadas a la logística, instrumentación y organización del canje, que ya está en marcha”.

Al finalizar la reunión, las autoridades provinciales informaron que se acordó la visita del subsecretario nacional la semana próxima, con el objetivo de comenzar un relevamiento de la cárcel de Senillosa.

El intercambio acordado entre Provincia y Nación pone de manifiesto la necesidad de dar respuesta al reclamo histórico de trasladar fuera del radio urbano la U9, ya que su actual ubicación geográfica en pleno centro de la capital provincial lleva implícita una multitud de inconvenientes para los ciudadanos de la zona.

Por otra parte, el convenio pretende atender la crítica situación que atraviesa actualmente el Servicio Penitenciario Federal en materia de plazas de alojamiento, agravado desde la reciente entrada en vigencia de la Ley Nº 27.272, la cual establece un nuevo procedimiento para los casos de flagrancia.