Autoridades de la cartera productiva mantuvieron reuniones con técnicos de distintas localidades, pertenecientes a dependencias vinculadas a la ganadería como el Centro Pyme–ADENEU, área de coordinación del ministerio y los mataderos.

El ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, junto a la subsecretaria de Producción, Amalia Sapag, mantuvo una reunión con técnicos territoriales del interior neuquino. “Desde el inicio de la gestión hemos fijado ejes estratégicos de trabajo y estamos manteniendo reuniones en función de esos objetivos con las áreas que tengo a cargo en la subsecretaría”, explicó Sapag.

La funcionaria agregó que mantuvieron “una reunión con aquellas dependencias vinculadas a la ganadería provincial entre las que estuvieron técnicos, el Centro Pyme–ADENEU e integrantes del área de coordinación del ministerio, donde se vincula el trabajo con los mataderos”.

“Lo que hicimos fue trabajar varios temas vinculados a la ganadería. Uno de ellos, tiene que ver con los avances que hemos logrado en función de la desburocratización de los trámites ganaderos. Otro fue un análisis acerca de la vacunación a nivel provincial, tanto de brucelosis como de sarna y melofagosis, que es una tarea que llevamos adelante con los técnicos de la secretaría de Desarrollo Territorial también”, dijo Sapag.

El tercer tema analizado fueron los avances y las modificaciones posibles para la ley de Incentivo Ganadero “con la que tenemos mucho camino recorrido, y queremos ver en profundidad en función de esta nueva temporada que se inicia”, detalló.

Como último tema, mencionó que se vieron los avances en los mataderos y una línea de financiamiento para aquellos emprendimientos productivos que deban ser relocalizarlos por determinadas situaciones que generalmente tienen que ver con una cuestión de conflicto entre lo urbano y lo rural, ya sea engordes o emprendimientos de otro tipo que por el crecimiento de las ciudades han quedado fuera de las normas establecidas.

La subsecretaria reconoció que “son muy importante las evaluaciones de avance que vamos haciendo ya que el gobernador nos ha pedido resultados; y parte de nuestro rol es ver dónde agilizar la resolución de los procesos”.

Agregó que pudieron detectar “cuáles son los puntos críticos que ameritan nuestra intervención, ya sea en vinculación con áreas extras del gobierno o internas de nuestro ministerio.  Un ejemplo de esto es la ley de Engorde, de la que somos autoridad de aplicación, y en donde es muy importante también el trabajo que llevan adelante las subsecretarías de Ambiente y de Recursos Hídricos”.

“Estamos convencidos de que tenemos que ser un equipo amplio en el ministerio, porque eso facilita el poder conocerse, articular acciones y conocer los avances”, concluyó.