El ministro de Salud y Desarrollo Social, Ricardo Corradi Diez anunció que el establecimiento contará con un nuevo angiógrafo, que se utiliza para cardiopatías congénitas. Además, se sumará equipamiento de última generación para cirugías endoscópicas.

El ministro de Salud y Desarrollo Social, Ricardo Corradi Diez anunció que en los próximos días llegará al hospital Castro Rendón de la ciudad de Neuquén un nuevo angiógrafo, que se emplea para intervenciones de cardiopatías congénitas. Además, el establecimiento sumará en breve nuevo equipamiento para cirugías endoscópicas.

El ministro explicó que “se trabajó con el Plan Sumar de Nación, se logró llevar adelante un proyecto que fue licitado por el gobierno nacional y ayer nos confirmaron que en unos días más estará llegando el angiógrafo”. Informó que el equipamiento demandó una inversión de 1,5 millones de dólares y agregó que se utilizará en “cardiopatías congénitas”.

El establecimiento sanitario también contará en los próximos días con nuevo equipamiento para cirugías endoscópicas, que demandó una inversión de 2.480.880 pesos y se solventó con fondos del presupuesto provincial.

Una cardiopatía congénita es una enfermedad en el corazón que se tiene antes de nacer. La mayoría de los defectos cardíacos congénitos se pueden detectar mediante las ecografías durante el embarazo o luego del nacimiento del bebé. Alrededor de la mitad de los casos requiere cirugía en el primer año de vida, y la mayor cantidad se soluciona con diagnóstico oportuno y tratamiento.

En el hospital Castro Rendón se realizaron unas 400 cirugías por cardiopatías congénitas desde 2007, cuando se comenzaron a concretar en la provincia por medio de un convenio con el Hospital Interzonal de Agudos Especializados en Pediatría Sor María Ludovica, de La Plata. Un centenar de casos fueron derivados por el tipo de intervención que se requería, aunque hay que destacar que las personas que fueron derivadas tuvieron un diagnóstico precoz y oportuno, ya sea por diagnóstico prenatal o por screening neonatal.

El Castro Rendón en la Red Federal Pública de Alta Complejidad

A partir de 2010, cuando se conformó la Primera Red Federal Pública de Alta Complejidad, el hospital Castro Rendón quedó inscripto en el registro nacional de establecimientos tratantes de cardiopatías congénitas. Se trata de una red de instituciones con equipamiento y recurso humano capaz de realizar cirugías cardíacas de alta complejidad a chicos sin obra social.

Cada una de las 23 provincias argentinas y la ciudad autónoma de Buenos Aires designaron hospitales de referencia, los cuales son los encargados de confirmar el diagnóstico del paciente y comunicar al Centro Coordinador Nacional que asigne el caso a un Centro Cardiovascular habilitado para el tratamiento. El Centro Coordinador sigue criterios explícitos, que ponderan la urgencia y la distancia, la complejidad de la cardiopatía y la capacidad de respuesta de los centros habilitados. Estos centros capacitados son denominados Hospitales Tratantes.