La provincia del Neuquén participó ayer en la Cancillería de la Presentación del Informe País ODS 2018, donde se dieron a conocer los avances para la implementación de la Agenda 2030 de Naciones Unidas en la Argentina.

A través de la Secretaría del COPADE, designada Punto Focal para llevar adelante el proceso de adecuación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible a la realidad provincial, Neuquén expuso su experiencia en un panel dedicado a gobiernos subnacionales.

El gobernador Omar Gutiérrez firmó el convenio de adhesión a los ODS el 9 de marzo de 2017. A partir de ese momento se inició un fuerte trabajo interno para integrar dichos objetivos a los ejes estratégicos establecidos a nivel provincial.

Al cabo de estos 15 meses se pudieron generar instancias de diálogo entre ministerios, se logró cierto grado de vinculación para pensar y planificar de una manera más integrada y se sumó recientemente a algunos gobiernos locales que tienen en marcha procesos de planificación.

Durante el encuentro desarrollado en Cancillería, el secretario del COPADE, Sebastián González, detalló que “se trabajó con los equipos técnicos ministeriales en la definición de 97 metas, que cuentan con distintos grados de validación por parte de la máxima autoridad de cada ministerio. Durante el proceso hasta aquí realizado se definieron 182 indicadores de seguimiento. Algunos de ellos están siendo reevaluados dado el cambio de estructura ministerial. En el transcurso del 2017 fueron identificados 128 programas provinciales que impactan de alguna manera en la consecución de las metas”.

González opinó que la adopción de los ODS como hoja de ruta es una herramienta esencial para la planificación de la gestión de gobierno y un facilitador de la coordinación y articulación de políticas públicas entre la Nación y las jurisdicciones de todo el país. “Hace falta seguir pensando estrategias para mejorar esta coordinación multinivel, que aún sigue en una larga ´infancia´ a pesar de la proliferación de plataformas diseñadas para ello, como los consejos federales”.

Tras hacer mención a la tradición planificadora de más de 50 años que tiene la Provincia del Neuquén y que le ha permitido aplicar políticas públicas, con resultados tangibles en la reducción de la pobreza y la desigualdad, compartió algunos indicadores que dan cuenta de ello.

Mencionó, por ejemplo, que Neuquén es una de las cinco provincias argentinas con menor nivel de desigualdad según el Índice de Desarrollo Sostenible Provincial elaborado por el (PNUD), ubicándose por encima del promedio nacional junto a la Ciudad de Buenos Aires, Chubut, Mendoza y San Luis.

Además, subrayó que “entre 1960 y el año 2017, la provincia del Neuquén aumentó su población seis veces hasta los actuales 720 mil habitantes mientras que en Argentina la población se duplicó. El PBG neuquino se multiplicó por 24 en 57 años. La economía argentina se triplicó”.

En sintonía con lo expresado anteriormente por el gobernador Gutiérrez, González dijo que “tenemos la esperanza de vida más alta del país en mujeres con 82 años y la segunda en varones con 76 años; somos la quinta provincia con menor tasa de mortalidad infantil del país y la que menor tasa de mortalidad materna tiene en toda la Argentina. Redujimos el analfabetismo de nuestra población del 20% en 1960 a menos del 2%.

Recordó que en 2016, el PBI per cápita de Argentina fue de 12.495 dólares mientras que el PBG per cápita de la provincia ascendía a 17.181 dólares, es decir un 37% más. Al respecto, mencionó que se viene constatando un crecimiento exponencial en la cantidad de empleo privado registrado en la Provincia: la variación interanual (marzo 17- marzo 18) de los puestos genuinos de trabajo fue del 8%. En términos absolutos –aclaró- esto representa 12.838 puestos de trabajo más en la provincia que hace un año.

A fines de 2017, el índice de pobreza en Neuquén bajó unos 13 puntos porcentuales respecto de fines de 2016. “Esto significa que más de 37 mil personas salieron de la pobreza y otras 4 mil personas dejaron de ser indigentes entre 2016 y 2017”, remarcó.

“Muchas de esas políticas públicas y los logros mencionados enfrentan hoy desafíos y redefiniciones sustanciales, con una economía en proceso de complejización (en 20 años la producción primaria de hidrocarburos pasó de representar el 77% al 30% del PBG) y una población en crecimiento, mientras atravesamos la segunda etapa de desarrollo de Vaca Muerta y la tercera fase de crecimiento provincial desde nuestra incorporación al concierto federal de provincias a fines de los años 50”, aseveró.

Hizo hincapié en el rol clave que juega la provincia en el logro del ODS 7- Energía Asequible y No contaminante, “porque queremos ser la potencia energética integral del país”, aseguró González.

En tal sentido, enumeró varios motivos: “Gracias a los proyectos de inversión en ejecución desde 2013, el gas neuquino representa casi el 60% de la producción argentina de gas y permitirá reanudar sostenidamente las exportaciones al mercado chileno. Además, la producción de gas no convencional ya representa el 53% del total del gas que produce Neuquén, cuando hace tan solo cinco años participaba con el 10% de la producción gasífera provincial. En abril de este año batimos un nuevo récord: la producción total de gas alcanzó el valor máximo de producción desde julio de 2009, con 66,26 MMm3/día.”

Por tal motivo, destacó la importancia que adquiere en este contexto “planificar bien, gestionar mejor y gobernar con responsabilidad, los beneficios que esta situación conlleva y que serán para todos los argentinos”.

Desarrollo del encuentro

En la apertura del evento estuvieron presentes los ministros de Relaciones Exteriores y Culto y de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Jorge Faurie y Sergio Bergman, respectivamente.

La presentación oficial del Informe País de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2018 estuvo a cargo de René Valdés, coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Argentina y Gabriela Agosto, secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales.

Luego se desarrollaron dos paneles sobre el seguimiento de los progresos hacia los ODS. El primero se concentró en los objetivos referidos a agua y saneamiento, ciudades y comunidades sustentables, producción y consumo responsable y vida de ecosistemas terrestres. El segundo se refirió a energía asequible y no contaminante y alianzas para lograr los objetivos.

Hubo también un panel específico sobre gobiernos subnacionales en el que participaron las provincias de Jujuy, San Juan, Córdoba y Neuquén y otro, sobre la experiencia de la municipalidad de Vicente López en la adaptación local de los ODS.

Por la tarde, se realizaron dos paneles. Uno, denominado “Miradas transversales en la Agenda 2030: enfoque de derechos, perspectiva de género, inclusión de personas vulnerables y rigurosidad estadística” y otro, sobre “Vinculación del presupuesto nacional con las metas de los ODS”. El cierre del encuentro estuvo a cargo del subsecretario de Política Exterior Gustavo Zlauvinen y de Gabriela Agosto y permitió plantear los desafíos de la Agenda 2030.