Jóvenes de toda la provincia fueron reunidos por el Consejo Provincial de la Niñez, Adolescencia y Familia (CoProNAF) en China Muerta. Los próximos encuentros se realizarán el 6 de octubre y el 3 de noviembre.

El ministerio de Salud y Desarrollo Social comunica que se realizó la primera jornada de capacitación del Consejo Provincial de la Niñez, Adolescencia y Familia (CoProNAF). Participaron más de 100 adolescentes neuquinos de 14 a 17 años que quieren ser consejeros. Fueron dos días de integración, actividades prácticas, intercambio y producción propia.

La iniciativa surgió de la comisión Adolescencias y Proyectos de vida del CoProNAF, instancia multisectorial donde participan activamente referentes de diferentes ministerios como Salud y Desarrollo Social, Ciudadanía, Deporte y Juventud; además de organizaciones sociales y la propia coordinación del Consejo. Fue aprobada en la sesión XXXV realizada en Santo Tomás.

Esta formación les permite a los adolescentes tener una participación completa y efectiva en el consejo; con voz y voto según lo estipula la ley provincial 2302 de protección integral de la niñez y la adolescencia.

La consejera por el programa de Salud Integral de la Adolescencia del ministerio de Salud y Desarrollo Social, Sandra Butto, manifestó que “las expectativas son enormes por la gran convocatoria de adolescentes, son alrededor de 100 chicos de toda la provincia, sobre todo de zona norte y confluencia”.

En relación al desarrollo del primer encuentro, comentó que “lo que hicimos a lo largo de la jornada fue dar el primer módulo de la capacitación que aborda todo lo que son las adolescencias hoy, las miradas propias de ellos y la mirada que reciben de los adultos; para luego empezar a trabajar en algunas cuestiones sobre los niveles de protagonismos que vienen desarrollando en sus vidas”.

Los otros dos módulos se van a desarrollar en el mes de octubre y noviembre. “Es una dinámica de taller vivencial, son muchas actividades prácticas, de intercambio y producción propia. No hay una clase teórica evaluativa, es una ida y vuelta donde todo el contenido se construye desde su aporte. Hay cuestiones que se coordinarán y sistematizarán como los cierres y los temas que van pensando”, explicó Butto.

Por su parte, José Luís Mulatero, ex consejero y referente del programa de Salud Integral de la Adolescencia de la subsecretaría de Salud, resaltó que “el adolescente es un actor clave dentro del consejo para que puedan participar protagónicamente en el diseño y la planificación de políticas públicas relacionadas con niñez, adolescencia y familia”.

“Ellos son importantes porque nuestra ley provincial 2.302 estipula que deben estar representados junto a los adultos de los distintos estamentos del estado y la sociedad civil” explicó Mulatero y enfatizó: “Deben estar con voz y voto; tienen que participar, proponer, opinar y planificar con los adultos en este juego intergeneracional”.

Desde las organizaciones de sociedad civil que participan, Teresa Casalá de la fundación Otras Voces dijo que “el consejo está representado por los tres poderes del Estado, las organizaciones y las iglesias. Somos espacios donde ellos efectivizan sus derechos a la recreación y a estudiar; nosotros vamos escuchando lo que proponen, lo que piden, lo que necesitan y ahí se produce esa interacción”.

De la Organización Juvenil del Oeste, Juan Jara comentó que “cuando los adolescentes se acercan plantean demandas de actividades como deporte, apoyo escolar, cuestiones de salud; y también proponen la posibilidad de modificar estructuras, nos dan pautas de trabajo, la demanda la generan ellos”.

Fueron dos días de integración, actividades prácticas, intercambio y producción propia.

Voces adolescentes

Francisco con sus 17 años y de Plottier, manifestó que “me inscribí para ser consejero porque mi idea es tratar de ayudar a esos adolescentes que están teniendo problemas como la mayoría lo tiene, pero especialmente a esas personas que no le están dando mucha importancia, a esos quiero ayudar”.

Macarena, de 16 años y de Neuquén capital, expresó: “Quiero aprender, poder defender los derechos de los adolescente y niños; defender mis derechos, los de mis compañeros de escuela, y los de la calle”.

Glenda, de 16 años de Chos Malal, declaró: “Me inscribí más que nada para aprender y porque hay muchos chicos en mi ciudad. Nuestra realidad es la droga, el alcohol, el machismo que sufrimos las mujeres, por eso más que nada quiero aprender y poder abrirle la mente al resto de que no está bien lo que están haciendo”.

Benjamín, 15 años de Huinganco, exteriorizó que le interesa ser consejero “porque me gusta ayudar a los adolescentes en sus problemáticas, estoy acá para capacitarme para defender los derechos de los adolescentes y niños, y hacerlos cumplir “.

Las próximas reuniones se realizarán el 6 de octubre y el 3 de noviembre. La modalidad es de curso/taller. Los módulos serán adolescencia; marco legal de la ley provincial 2.302, entre otras; y elaboración de proyectos, es decir herramientas para tener insumos y recursos para presentar las necesidades que tienen en sus propios territorios.

Aquellos adolescentes que hayan completado las tres instancias de formación participarán de la elección final. Ellos mismos se van a elegir democráticamente y habrá referentes por cada una de las zonas de la provincia: Norte, Sur, Centro y Confluencia; y la idea es que haya dos, uno titular y un suplente.