Tres empresas manifestaron su interés en la construcción de esta institución que beneficiaría a las familias de todos los trabajadores del hospital. Cuenta con un presupuesto oficial de 6.991.265,70 pesos y un plazo de ejecución de 210 días corridos.

El ministerio de Economía e Infraestructura informa que hoy en el piso 10 de las oficinas de la dirección general de Contrataciones de la subsecretaría de Obras Públicas se realizó la apertura de sobres de la licitación para la construcción del nuevo jardín maternal del hospital Heller de la ciudad de Neuquén.

Fueron tres las empresas que presentaron sus ofertas: BLANDA MARCELO ADRIAN, que ofertó 8.680.452, 75 pesos; MCON S.A. que ofertó 7.950.324, 26 pesos  y MAIOLO JULIO CESAR, con una propuesta económica de 8.240.123, 41 pesos.

Memoria del Proyecto

El hospital Heller, se encuentra emplazado en las calles Quimey, José Marin y Coronel Godoy de la ciudad de Neuquén. El jardín maternal se emplazará en la parte alta del estacionamiento actual, al límite de la calle Quimey.

La obra comprende una construcción de 287.00 m2  totales, dentro de los cuales 35.65 m2 corresponden a un espacio semi-cubierto que conecta el futuro jardín maternal con la circulación del hospital, considerando de este modo un acceso desde el mismo, como así también desde la línea municipal correspondiente a la calle Quimey y el estacionamiento.

Desde el punto de vista arquitectónico, la obra contará con un acceso relacionado con el área administrativa del jardín, un  sector  de servicio para el personal y tres salas, una destinadas a lactantes (niños entre 45 días y 1 año) otra para niños entre 1 y 2 años; y la tercera a niños de 2 y 3 años, además de un salón de usos múltiples (SUM).  Entre las salas y el sum se encuentran  los núcleos  sanitarios.

Cada sala y el SUM cuentan con patios individuales en el sector oeste del edificio; y un patio general en el sector este del edificio. También contará con una sala de máquinas.

En el patio general del proyecto se reacondicionarán las veredas existentes generando nuevos canteros. Al muro perimetral existente se le incorporará el cerco perimetral para proteger la intimidad del jardín.