Las competencias se iniciaron hoy en las aguas de los ríos Aluminé y Ruca Choroi. El gobernador destacó que el evento permite que “Neuquén pueda mostrar todos sus recursos y generar más actividad turística”.

Con el entorno del caudaloso río Aluminé de fondo, el gobernador Omar Gutiérrez participó hoy de la primera jornada del Pre Mundial de Rafting 2017 que se realiza en la localidad del mismo nombre y en Villa Pehuenia, con la presencia de 28 equipos de 12 países.

Junto con los intendentes de Villa Pehuenia y Aluminé, Sandro Badilla y Gabriel Álamo, respectivamente, pusieron en marcha esta mañana el cronograma de diferentes pruebas que recorrerán los ríos Aluminé y Ruca Choroi.

Gutiérrez destacó “el trabajo de todo el pueblo de Aluminé y Villa Pehuenia, quienes hace 27 años abrazaron la causa de la práctica del rafting, para hacer realidad que Neuquén tenga otra competencia internacional de la mano del deporte”.

El campeonato es organizado por los municipios de Aluminé y Villa Pehuenia y la Comunidad Catalán, en conjunto con el gobierno de la provincia, la Asociación Argentina de Rafting y el Club Andino Aluminé.

“Vamos adelante con esta fortaleza que nos dan las aguas transparentes y cristalinas de nuestros ríos. Felicitaciones al Club Andino, a los intendentes y a toda la comunidad; y los convoco a que sigamos trabajando en equipo para que Neuquén pueda mostrar todos sus recursos y generar más actividad turística, demostrándonos que juntos es más fácil y podemos más”, sostuvo.

Por último, destacó “la larga trayectoria de quienes se dedican al rafting y siempre abrazaron el sueño de competir aquí internacionalmente”.

Álamo sostuvo que “llegó el día esperado por todos. La verdad que es un gran desafío y queremos seguir trabajando duro para estar a la altura de las circunstancias y ser sede el año que viene del mundial”.

“Esto es posible gracias al gobierno de la provincia, que desde el primer día ha trabajado juntos con nosotros, apoyándonos. De otra forma no hubiera sido posible”, agregó.

Badilla se mostró “feliz de que haya llegado este momento, y de tener la posibilidad de que la provincia esté en la vidriera del país y el mundo a través de un evento internacional como este”.

“No tengo dudas de que, en 2018, con el trabajo mancomunado como hoy, vamos a tener un gran mundial”, indicó.

El Pre Mundial es una instancia preparatoria para lo que será el Mundial de Rafting 2018. Se trata de cuatro pruebas de carreras cronometradas basadas en el reglamento de la IRF.

Hasta el 5 de noviembre competirán todas las categorías en las diferentes pruebas, finalizando el domingo con el Down River y la ceremonia de cierre en la Sala de Actividades Físicas de Villa Pehuenia.

Gutiérrez destacó “la larga trayectoria de quienes se dedican al rafting y siempre abrazaron el sueño de competir aquí internacionalmente”.

El campeonato es organizado por los municipios de Aluminé y Villa Pehuenia y la Comunidad Catalán, en conjunto con el gobierno de la provincia, la Asociación Argentina de Rafting y el Club Andino Aluminé. Está bajo la fiscalización de la Asociación Internacional de Rafting.

Las pruebas

Sprint Contrarreloj: Prueba de potencia y rapidez en corta distancia. Cada equipo hace un recorrido a máxima velocidad, de aproximadamente 300 a 500 metros.

Head to Head (cabeza a cabeza): Prueba de velocidad en corta distancia, en la cual se enfrentan dos equipos, uno sale de cada margen del río. La competencia es contra el río y contra el estado físico del equipo contrario.

Slalom (Obstáculos en el río): Prueba con puertas, para realizar maniobras de ascenso y descenso en el río en el menor tiempo posible; algunas son río abajo y otras se realizan contra corriente.

Down River (Descenso del Río): Prueba de resistencia que dura entre 45 minutos a una hora y recorre entre 15 y 20 kilómetros. Las posiciones se definen de acuerdo con el tiempo de duración.

Esta mañana se puso en marcha esta mañana el cronograma de diferentes pruebas que recorrerán los ríos Aluminé y Ruca Choroi.