El subsecretario de Seguridad informó que “vamos a denunciar ante la Justicia de la provincia todos estos hechos y vamos a aportar todas las pruebas que tengamos”.

El subsecretario de Seguridad, Gustavo Pereyra expresó su repudio por los hechos ocurridos ayer en la Legislatura provincial. Señaló que “repudiamos cualquier manifestación de violencia”, y recordó que “este es un gobierno que ha estado siempre abierto al diálogo, que ha respetado la actividad sindical y el derecho de los trabajadores como pocos, más allá de las diferencias”.

Pereyra dijo que “la dirigencia sindical tiene que entender que a veces exigen derechos que no son tales o trasgreden los derechos que tienen, con lo cual están vulnerando derechos de otros y esto es algo que no se va a permitir”.

Asimismo, expresó: “Queremos dejar en claro que este accionar violento ha dejado no sólo daños materiales, sino también ha dejado lesiones en algunos casos de gravedad en otros trabajadores, en este caso policías”.

Indicó que se hicieron las denuncias del caso “para que esto no vuelva a pasar”, y aseguró que “no vamos a permitir que se lesione con esta actitud violenta al personal policial y que no haya consecuencias”.

“Vamos a denunciar ante la Justicia de la provincia todos estos hechos y vamos a aportar todas las pruebas que tengamos”, aseveró.

Por último, señaló que “el restablecimiento del orden y la defensa de las instituciones democráticas es una obligación de la fuerza policial. Eso no es represión, es garantizar la democracia y que funcione el parlamento”.