Nosotros hemos venido a este encuentro, luego tenemos otro. Estuvimos a un paso de suspenderlo, pero este encuentro siempre estuvo firme. Hemos venido con ganas, con alegría, mirándonos a los ojos para decirnos, que estamos dispuestos así que venimos a renovar el compromiso de trabajar en el territorio, para el progreso y el crecimiento de […]

Nosotros hemos venido a este encuentro, luego tenemos otro. Estuvimos a un paso de suspenderlo, pero este encuentro siempre estuvo firme. Hemos venido con ganas, con alegría, mirándonos a los ojos para decirnos, que estamos dispuestos así que venimos a renovar el compromiso de trabajar en el territorio, para el progreso y el crecimiento de todo nuestro pueblo, pero siempre escuchándonos de la mano del diálogo.

Estamos convencidos que la herramienta para el desarrollo y el crecimiento es el diálogo: escuchar, proponer, debatir, discutir, no la confrontación. Construir progreso y soluciones, construyendo las distintas verdades en esta empatía de ponerse en el lugar del otro.

Cada uno tiene una historia, una trayectoria, experiencias, expectativas, sueños. Realidades compartidas y distintas, esas integran la identidad de un solo pueblo, el pueblo neuquino. No venimos a vender espejitos de colores ni a hacer anuncios que después se caen en el tiempo.

Estamos convencidos que hoy puede ser un día histórico, depende de todos nosotros, de que seamos capaces de construir sobre la base de coincidencias. En el gobierno también hay distintas opiniones.

Tenemos puesto todo hoy acá. El ministro Jorge Lara (Seguridad, Trabajo y Ambiente); el ministro Gustavo Alcaraz (Ciudadanía); el vicegobernador (Rolando Figueroa); diputados, Luis Sapag; Ramón (Soto), Carlos Koopmann; Pablo Bongiovanni; y Chani (Alma) Sapag.

Sin lugar a duda entre ustedes habrá distintas ideas de cómo avanzar, crecer y progresar. En la sociedad hay distintas ideas y en el gobierno también hay distintas opiniones. Por eso decidimos, y tomé la posta, en tomar la decisión final de venir y concurrir aquí. Este espacio viene a fortalecer el encuentro y el diálogo. En el territorio, en nuestras oficinas y donde se tenga que dar.

Pero no es excluyente este espacio, este espacio se viene a sumar a los otros espacios. Los funcionarios del gobierno tenemos la responsabilidad de recorrer y encontrarnos en el diálogo y en la realidad palpable de cada una de vuestras comunidades, pero hoy es tiempo de venir a felicitarlos por este logro porque ustedes han construido este encuentro.

Y a nosotros nos llena de orgullo, porque esto es lo que necesitamos de todo el pueblo neuquino. Unidad en la diversidad, armonía y diálogo para ir enfrentando y superando las dificultades y construyendo soluciones.

Se ha hecho muchísimo, y claro que se han cometido errores, y también hay cuestiones pendientes, por supuesto que sí. La respuesta a esos errores, a lo pendiente, es profundizar el respeto y el diálogo. Estamos felices de cada logro y de cada error, asumimos el compromiso de cambio. Pero siempre vinculados atentamente al verdadero pensar y sentir de cada uno de ustedes y de todo nuestro pueblo neuquino a lo largo y a lo ancho de la provincia.

Defendiendo siempre el mandato de la historia del partido, que es la defensa de la autonomía política, la construcción de un auténtico y verdadero federalismo, no tan solo puertas afuera, sobre todo puertas adentro de la provincia de Neuquén, para que existan las mismas igualdades y oportunidades, en cada una de vuestras comunidades, en cada paraje, en cada pueblo y en cada ciudad, de toda nuestra querida provincia de Neuquén. Priorizando siempre nuestras acciones en los que menos tienen y la justicia social, son las tres banderas que levantamos y que asumimos el compromiso en estos cuatro años de hacer realidad en el trabajo, trabajo y trabajo.

A muchos los conozco, a otros los estoy conociendo. Quiero agradecerles, porque nosotros hoy podemos estar aquí, porque nos invitaron, pero porque también aquel 26 de abril del año pasado, en quienes nos votaron y en quienes no nos votaron, depositaron la confianza en nosotros. Nosotros nos debemos a ese mandato de confianza en la decisión soberana de cada uno de ustedes. Y cualquier funcionario del gobierno de la provincia tiene la responsabilidad, donde nos encontremos, de abrir la puerta para la objetiva y real participación.

No es un verso, es una realidad que tenemos que hacer y construir en estos 4 años. Cuando vamos a los aniversarios, cuando vamos a las fiestas, cuando los visitamos, cuando nos visitan. Tenemos la necesidad, las ganas y la responsabilidad de integrarnos.

Quiero agradecerles también todo el trabajo que han venido haciendo, porque fruto del trabajo que ustedes han hecho en vuestras comunidades, hoy, podemos estar aquí. Y vengo a invitarlos a que renovemos las ilusiones y las ganas para cristalizar y hacer realidad nuevos sueños. Esos sueños que tienen que ver con algún error, con algo pendiente o con la realidad que es dinámica, continua y permanente.

Nosotros no estamos en campaña, nosotros estamos acá porque comprometimos en campaña que íbamos a trabajar cara a cara, transitando la provincia, recorriendo las necesidades y reflejando la representatividad de cada uno de ustedes.

Y estoy seguro que este es el primero y no va a ser el último. Vamos a ir a donde organicen y nos convoquen porque este espacio nació para quedarse definitivamente entre todos nosotros. Felicitaciones y gracias.