Desde 2007 a 2015 y gracias al impacto de Vaca Muerta el PIN creció un 79 por ciento en cuanto a superficie y un 57 por ciento en cantidad de empresas radicadas en el sector. Pasó de tener 380 hectáreas a 680 hectáreas y de haber 140 empresas trabajando a 220 que se desempeñan en la actualidad.

En los últimos ocho años el Parque Industrial Neuquén (PIN) pasó de ocupar una fracción en el sector Este de la ruta provincial Nº 7 con 380 hectáreas a anexar otras 300 hectáreas más, con tres nuevas áreas industriales, esto es, sector Z 1, de la Gran Industria y ex Base del Parque Industrial. Lo que representa un 79 por ciento de crecimiento en lotes desde 2007 a 2015 con un total de 680 hectáreas de superficie.

En el Parque Industrial de Neuquén (PIN) desde su creación en 1972 hasta el año 2007, había 140 empresas radicadas y, del 2007 a la fecha hay 220 empresas radicadas, es decir, que se instalaron 80 nuevas empresas en ocho años, con lo cual el crecimiento en cuanto a compañías trabajando alcanza el 57 por ciento desde el inicio de la gestión de Jorge Sapag a la fecha.

Esta semana, el gobierno de la Provincia a través del ministerio de Desarrollo Territorial entregó 18 reservas más de lotes para nuevas radicaciones y relocalizaciones de empresas; también decretos de obligaciones cumplidas y escrituras.

“Esto significa que hay una altísima demanda y generación de puestos de trabajos semanal y millones de dólares en inversiones, en obras de infraestructura como esta en donde las empresas más importantes del rubro y todas las empresas de servicios, capacitan nuestros recursos humanos, incorporan y desarrollan tecnología y eligieron Neuquén como su lugar para radicarse y generar estos espacios de trabajo, de alta calificación”, destacó el ministro Leandro Bertoya.

“Se trata de cifras e inversiones millonarias y cientos de nuevos puestos de trabajo para los neuquinos”, el ministro Bertoya indicó que “los rubros que más se instalan son fundamentalmente los relacionados a servicios de grandes empresas petroleras, tanto para exploración como para explotación de hidrocarburos y de accesorios. También, las compañías que tienen que ver con la capacitación, los insumos, la construcción, con equipamientos de seguridad, gastronomía”.

Y agregó que “en general se trata de un muy diverso ambiente empresarial que se radica en el Parque Industrial, con lo cual se está armando un verdadero clúster de la Norpatagonia”.

En otro tema, el funcionario confirmó que el Estado provincial recibió “hace pocos días un apoyo económico del ministerio de Industria de la Nación, consistente en un total de tres millones de pesos, parte de un total de 11 millones de pesos para ser utilizados en la adecuación y construcción de vías urbanas, calles internas y externas e iluminación del sector industrial de Neuquén”.

Adelantó que “en Neuquén hoy estamos realmente sin disponibilidad de tierras para toda la demanda que tenemos en Neuquén capital. Por ello trabajamos para fortalecer mucho el polo industrial de Plaza Huincul y Cutral Co, puesto que está también colapsado el de Añelo, a pesar de las 300 hectáreas más que puso a disposición el intendente Darío Díaz. Sin olvidar que Centenario está creciendo a un ritmo muy importante también”.

Bertoya no dudó en trazar un panorama alentador para la provincia, porque “las perspectivas de crecimiento y desarrollo son enormes. Ahora -manifestó- vamos a enfocarnos muy fuertemente en los eco-parques, que son los lugares en donde las empresas petroleras harán el tratamiento de todos los procesos industriales, esto es, los barros, las aguas, los elementos que ya no se utilizan en actividad petrolera. Todo esto bajo el concepto de economía circular, que es un concepto donde se reutiliza y manufactura todo lo que tiene que ver con los excedentes o los productos que ya no son necesarios en todo el proceso de extracción, exploración, industrialización o de servicios de esta actividad”.

En cuanto a las empresas que recibieron esta semana su documentación, el ministro adelantó que “las que hicimos reserva de lotes cuentan con 60 días para presentar el proyecto ejecutivo; a continuación se firma un contrato con el gobernador de la provincia y el ministro del área, en donde ellos se comprometen a llevar adelante esa obra en el plazo que se acuerda entre las partes. Una vez que termina esa obra, pagan la tierra, se mensura el lote y se procede a escriturarlos”.

Por último, reiteró que “el Parque Industrial Neuquén sigue creciendo hacia el barrio Z1 y fundamentalmente para el sector de la barda, todo lo que es la meseta patagónica, de tal manera de no ir hacia el valle”. En este punto agregó que “ya se licitó lo que sería la Zona de Logística: una zona que por una ordenanza municipal sancionada por el Concejo Deliberante de la ciudad de Neuquén ya quedó establecida, con la intención que todos los equipos pesados circulen por dicha zona para lo que habitualmente se denomina ‘romper carga’, es decir, que los grandes camiones no atraviesen la ciudad para llegar al PIN evitando de esta forma los riesgos de accidentes. Así se haría más eficiente el transporte y se mejoraría la calidad de vida de todos los ciudadanos, tanto peatones como los que van en vehículos chicos o familiares, que transitan por la ciudad diariamente sin los riesgos de estos grandes equipos”.

Algunos datos interesantes

El Z1 localizado en la meseta sobre la nueva autovía, incluye una zona logística que permitirá la transferencia de cargas, con el objetivo de disminuir el tránsito pesado por las calles urbanas, mejorando el ordenamiento urbano y periurbano, es un desarrollo impulsado por el Gobierno de la Provincia, en tierras fiscales provinciales.

En los últimos 3 años se concretaron más de 25 radicaciones en el PIN (sin incluir Z1. La superficie otorgada para estos emprendimientos asciende a 188.000 metros cuadrados aproximadamente y abarcan actividades económicas como industria alimenticia, logística, fabricación y ensamble de muebles, construcción, metalúrgica, servicios ambientales, fabricación de trailers, vidrios, tendido de redes de comunicaciones, entre otros.

Z1 en cifras

En 2012 se incorpora al PIN el área Z1 aproximadamente 300 hectáreas, se radicaron más de 20 empresas (relocalizaciones y localizaciones), dedicadas a actividades vinculadas a la industria hidrocarburifera (logística, servicios y fabricación trailers). Las inversiones proyectadas en conjunto, incluye obras de infraestructura, maquinarias y equipos, ascienden a más de 1.000 millones de pesos, en una superficie de 970.000 metros cuadrados, con la creación de más de 700 puestos de trabajo directos y más de 300 puestos de trabajo indirectos.

Asimismo, se recuperaron tierras para uso industrial que se encontraban ocupadas con asentamientos ilegales, unos 300.000 metros cuadrados aproximados. Se regularizaron situaciones domíniales a favor de empresas asentadas en el PIN que cumplieron con su compromiso de inversión, otorgándose más de 30 Escrituras Traslativas de Dominio.

Otras acciones

Desde la dirección provincial de Industria, dependiente del Copade, se gestionó y concretó en 2014 la inscripción del Parque Industrial Neuquén (PIN) en el Registro Nacional de Parques Industriales (RENPI). Ello facilitó el acceso a aportes no reembolsables (ANR) para obras intramuros y fomenta la entrega de créditos para Pequeñas y Medianas Empresas radicadas allí.

En ese sentido desde Nación se otorgó un aporte no reintegrable de 3 millones de pesos para financiar parte de la obra de alumbrado público en las arterias principales del PIN tanto Este como Oeste. El monto total de la obra para ambos sectores asciende a 11.625.755 de pesos. De este importe, corresponde a la primera etapa el PIN Este con más de 5 millones de pesos de inversión y la segunda etapa, será para el PIN Oeste, con 6,5 millones de pesos.

La obra de alumbrado público fue priorizada debido a que es una demanda asociada a varios factores, como es el caso del aumento de algunos hechos de inseguridad, el reclamo de las empresas que desarrollan sus tareas en bandas horarias nocturnas, la circulación de equipo pesado en la noche, el reclamo de vigiladores que se desempeñan en las empresas y la necesidad de circular de manera segura en calles.