El estadio neuquino fue sede del primer partido del año de la Liga, que disputaron los locales de Gigantes del Sur y el multicampeón Bolívar. El ministro Juan Pablo Prezzoli y el subsecretario Luis Sánchez presenciaron el encuentro.

El ministro de Deporte, Cultura, Juventud y Gobierno, Juan Pablo Prezzoli y el subsecretario de Deporte, Luis Sánchez asistieron anoche al partido que disputaron Gigantes del Sur y Bolívar, por una nueva fecha de la Liga Nacional de Vóley.

En el primer partido del año de la Liga, que se jugó en el estadio Ruca Che de la ciudad de Neuquén, Gigantes del Sur perdió 3 a 2 contra Bolívar, con parciales de 19-25, 25-20, 25-17, 18-25 y 15-13.

Prezzoli destacó que “nos encontramos cara a cara con los jugadores y la familia neuquina reunida en el Ruca Che presenciando un partido entre dos equipos importantes”, y manifestó que “con mucha alegría vimos a la familia neuquina visitar el estadio y tomar contacto directo con los jugadores”.

Prezzoli destacó el avance de la “revolución deportiva y cultural que comprometió el gobernador Omar Gutiérrez”.

Además, aseguró que los jugadores son “el ejemplo para que los niños puedan, de la mano de estos grandes hombres, abrazar el deporte, seguir creciendo y desarrollándose”.

Por último, el ministro recalcó el avance de la “revolución deportiva y cultural que comprometió el gobernador Omar Gutiérrez”.

A su turno, el subsecretario Luis Sánchez explicó que con este partido se reanudó la temporada luego de las fiestas, y destacó al equipo de Gigantes del Sur como uno de los grandes protagonistas de la Liga Nacional.

Al mismo tiempo, comentó que el estadio Ruca Che, donde se disputó el partido, se recuperó “en esta gestión para el deporte y es testigo de grandes eventos”.

Sánchez destacó al equipo de Gigantes del Sur como uno de los grandes protagonistas de la Liga.