Se trata de 75 suboficiales mayores; 46 suboficiales principales, 24 sargentos ayudantes, 134 sargentos primeros, 133 sargentos, 232cabos primeros y 210 cabos.

Durante el acto de imposición de jerarquías a 733 agentes de la Policía provincial, el gobernador Omar Gutiérrez destacó la inversión en capacitación, en flota vehicular y en tecnología para que el personal de la Policía de Neuquén “cumpla con la confianza que la gente les dio y el compromiso que asumieron ante toda la ciudadanía”.

De acuerdo con la resolución N° 332/18, recibieron jerarquía 75 suboficiales mayores; 46 suboficiales principales, 24 sargentos ayudantes, 134 sargentos primeros, 133 sargentos, 232 cabos primeros y 210 cabos.

“No vamos a parar de gestionar y trabajar hasta tanto tengamos todos los vehículos de la flota policial que se necesitan y que estén en perfectas condiciones”, indicó el mandatario.

En su discurso, el gobernador destacó la gran inversión destinada al Plan Estratégico de Seguridad. “No vamos a parar de gestionar y trabajar hasta tanto tengamos todos los vehículos de la flota policial que se necesitan y que estén en perfectas condiciones”, indicó el mandatario.

En este contexto, subrayó “la incorporación de un nuevo sistema de información y administración para desarrollar la tarea de forma más eficiente; lo cual también involucra que este gobierno depositó en la Policía la confianza en la lucha irrenunciable, inquebrantable e innegociable con el narcotráfico”.

En materia de capacitación, Gutiérrez se refirió a la ampliación del plazo de formación para el ingreso a la institución “También estamos atentos para promover en un programa amplio de capacitación de nuevas jerarquías”, comentó, a la vez que habló sobre las obras de ampliación de comisarías y delegaciones.

“No hay que olvidarse que el año pasado el índice del delito disminuyó un veinte por ciento y que, en el primer cuatrimestre de este año, este índice –en promedio- también disminuyó un trece por ciento”, especificó.

“Todos estos logros son fruto del trabajo en equipo. Lo estamos logrando con una conducción de la Policía que atentamente sabe escuchar para profundizar la huella del acierto e ir reemplazando, cambiando allí donde hay algún error para enderezar el rumbo y mejorar”, indicó.

Sobre la tarea diaria de la fuerza, el gobernador manifestó: “Los policías están cumpliendo con su deber y por ello, debemos trabajar todos por esa conciliación ciudadana. En este sentido, felicito y agradezco no sólo a cada policía, sino a sus padres y familiares que los respaldan a diario y que hoy vinieron a compartir este acto de alegría”.

Luego de describir los indicadores positivos de crecimiento con que cuenta la Provincia, tales como generación de empleo privado, inversiones, aumento poblacional, expectativas de vida y baja mortalidad infantil, el gobernador Gutiérrez destacó que “con estos índices no quiere decir que está todo bien, muy por el contrario, hay muchos aspectos y muchas cosas por mejorar y profundizar”.

Finalmente, Gutiérrez comentó que “en una provincia que poblacionalmente crece a pasos agigantados y en la que el año pasado se arraigaron 8.500 familias, es justo reconocer que -frente a esa fuerte corriente migratoria- el delito bajó de forma significativa”.

En tanto, el Jefe de la Policía de la provincia, Rubén Tissier manifestó que “hoy es un día de alegría para todos los que portamos un uniforme y somos parte de esta gran familia policial, fundamentalmente porque vemos cómo nuestra institución va creciendo”.

Luego de describir una a una las inversiones concretadas en el último año, el jefe policial sumó que ese crecimiento se debe “al aumento de su recurso humano que es lo más preciado que tiene la Policía, sino de su tecnología, su capacitación, su formación, sus herramientas de trabajo y de un mayor compromiso de toda la fuerza”.

Indicó que “en la entrega de estas Jerarquías se demuestra, hacia fuera y hacia dentro de la institución, que vale la pena crecer, capacitarse, hacer las cosas bien, servir a la comunidad y que en definitiva es la tarea que hemos elegido todos y cada uno de nosotros”.

El acto de imposición de jerarquías de desarrolló en la Superintendencia de Seguridad, ubicada en calles Saavedra y Lanín de Neuquén capital.

El gobernador destacó la gran inversión destinada al Plan Estratégico de Seguridad.