El objetivo del programa que lleva adelante el ministerio de Salud y Desarrollo Social es incrementar la accesibilidad de las mujeres a acciones de prevención de la salud. En el consultorio se realizan estudios diagnósticos como el papanicolau, el test de VPH y el examen clínico mamario.

El ministerio de Salud y Desarrollo Social informó que el Consultorio de Salud de la Mujer de la Zona Sanitaria I, que comenzó a funcionar en octubre, se instalará la próxima semana en el hospital Adolfo del Valle de Senillosa, con el objetivo de incrementar la accesibilidad de las mujeres a acciones de prevención de la salud.

El consultorio se instala durante una semana en los hospitales dependientes de la Zona Sanitaria I, a cargo de Silvina Mastrángelo, y ofrece un espacio destinado a la salud de la mujer en el cual, de acuerdo a las necesidades particulares de cada una, se accede a estudios diagnósticos como el Pap (papanicolau), el Test de VPH y el examen clínico mamario.

Hasta el momento las actividades se desarrollaron en los hospitales de San Patricio del Chañar y Senillosa, y en el centro de salud Arroyito. Cuentan con el apoyo de los directores da cada nosocomio, Ema Chamorro y Néstor Miranda, respectivamente; como así también de los equipos de salud, principalmente de los agentes sanitarios por su vínculo con la comunidad.

Las tareas que se desarrollan en el Consultorio de Salud de la Mujer son prácticas que continuamente se realizan desde todos los hospitales y centros de salud de la provincia. Desde la mencionada zona sanitaria organizaron esta actividad para fortalecer las acciones de prevención.

Previamente se realiza la difusión para convocar a las mujeres a nivel local, donde se destaca la actividad de los agentes sanitarios y otros miembros del equipo de salud que informan a la comunidad al respecto y registran y organizan los turnos para un mejor aprovechamiento del espacio.

Más información sobre la salud de la mujer

Los estudios diagnósticos son fundamentales para la detección temprana de enfermedades como el cáncer de cuello de útero y mamas.

Se recomienda que las mujeres de 25 años en adelante se realicen el PAP (Papanicolau) y que aquellas que estén comprendidas entre los 30 y los 64 años también accedan a la toma del Test de VPH.

En relación al cáncer de mamas, a partir de los 20 años se aconseja realizar el autoexamen mamario una vez al mes y el examen clínico mamario -realizado por un miembro del equipo de salud- una vez al año.

La mamografía se indica cada dos años, a partir de los 45-50 años; mientras que la ecografía mamaria es considerada un complemento del examen clínico mamario o de la mamografía.