Como parte de las actividades de vigilancia, diagnóstico y desparasitación canina programadas por el departamento de Salud Ambiental de la provincia, el viernes se realizaron visitas a domicilios del barrio del sector noroeste de la ciudad de Neuquén.

El ministerio de Salud informó que continúan las actividades de vigilancia, diagnóstico y desparasitación canina programadas por el departamento de Salud Ambiental. En esta oportunidad, el viernes se visitaron domicilios del sector Los Hornitos de Valentina Norte Rural de la ciudad de Neuquén.

La actividad fue coordinada por la jefa del centro de salud Los Hornos de Valentina Norte Rural, Aldana Botto, junto con la agente sanitaria Gloria Parada. Durante la jornada, se realizó la recolección de muestras de materia fecal canina en varios domicilios del sector. En esta oportunidad se visitaron 11 viviendas.

Aldana Botto agradeció “la colaboración del departamento de salud ambiental que proveyó diferentes insumos, como por ejemplo antiparasitarios para realizar el trabajo”.

En el trabajo desarrollado se georreferenciaron los puntos de muestreo, y se registró la cantidad de habitantes de cada domicilio visitado, teniendo en cuenta la convivencia con animales domésticos, los hábitos y la crianza de los mismos. Luego del registro se realizó la entrega de los antiparasitarios con la dosificación canina adecuada a cada caso, con el objetivo de eliminar el parásito que produce la Hidatidosis Humana, denominado Echinococcus Granulosos.

Esta actividad comenzó el pasado 23 de marzo en la zona de Valentina Norte Rural, y se realiza junto con el departamento de Salud Ambiental de la subsecretaría de Salud. Este último, suministra los antiparasitarios e insumos utilizados para el muestreo y las actividades. Colaboran también para llevar a cabo estas acciones la Zona Sanitaria Metropolitana, Coordinación de Epidemiología y la subjefatura de Zona Oeste. De acuerdo con lo programado para este año la actividad finalizará en agosto próximo.

Programa de Prevención

Para disminuir la transmisión de la enfermedad se diseñó y se comenzó a implementar el Programa de Prevención de Hidatidosis a partir del año 1970, con estrategias que han ido variando a lo largo del tiempo. El objetivo es disminuir la incidencia y prevalencia de Hidatidosis en la provincia, a partir de la vigilancia, diagnóstico y desparasitación canina contra la Echinococosis Canina.

Una vez que se hace la recolección de muestras de materia fecal directamente del medio ambiente, se analizan a través del método de Elisa (técnica de laboratorio que identifica pequeñas partículas –antígenos–, y gérmenes que causan enfermedades); luego se evalúan los resultados y se comunica sobre los mismos a los niveles zonales y locales para desarrollar tareas de vigilancia epidemiológica articulándose intersectorialmente.

La enfermedad

La hidatidosis es una enfermedad frecuente en la provincia del Neuquén, particularmente en regiones con cría de ganado menor y factores socioculturales arraigados como faena domiciliaria, alimentación de canes con vísceras crudas y trashumancia.

En la cadena de transmisión de esta enfermedad participan: el ganado como chivos, ovejas, vacas, y los perros; la tierra, el agua, frutas y verduras, y nosotros, hombres, mujeres y niños. Por eso, es recomendable desparasitar a nuestros perros, lavarnos bien las manos luego de acariciarlos o jugar con los animales y antes de comer, así como lavar bien las frutas y verduras, previo a consumirlas.

La hidatidosis produce síntomas, y a veces la aparición en las personas puede llevar varios años. Algunas manifestaciones son problemas hepáticos, respiratorios, renales, entre otros, según donde se encuentren localizados los quistes hidatídicos (parecidos a bolsas llenas de agua) característicos de la enfermedad.