El subsecretario de Planificación y Servicios Públicos señaló que “se actuó con una gran capacidad de respuesta” ante la erupción del volcán.

El subsecretario de Servicios Públicos de la provincia, Mauro Millán, señaló que “se actuó con una gran capacidad de respuesta” ante la erupción del volcán chileno Calbuco y remarcó que “a los dos días de la erupción ya estaba trabajando el equipamiento para remoción de cenizas”.

Al respecto, dijo que en este momento están trabajando aproximadamente 150 personas con 40 equipos a disposición. A estas tareas también se suman los 160 cadetes de la Policía provincial más los 699 militares que trabajan desde ayer en la región.

El funcionario recordó que el viernes pasado, luego de la erupción, se realizó una reunión en el COE (Comité de Operaciones de Emergencia) de Junín de los Andes, a la que asistió el gobernador Jorge Sapag. En ese encuentro se determinó la forma en la que se iba a realizar el retiro de la ceniza volcánica.

Explicó que “se dividió a Junín de los Andes en cinco sectores y en cada uno de ellos se encuentra un frente de trabajo”. Los grupos están constituidos por dos regadores, una motoniveladora, una pala cargadora y dos camiones volcadores. “Eso se determinó el viernes a la mañana y a la tarde ya había tres equipos trabajando y el sábado se comenzó a trabajar a pleno con los cinco frentes de obra”, señaló.

“Los camiones volcadores van llevando el material hacia el lugar de disposición final de la ceniza, en el basurero municipal”, dijo el funcionario y agregó que hasta el momento se han retirado aproximadamente 5 mil metros cúbicos de ceniza volcánica.

Señaló que hay 15 regadores trabajando en la localidad y que un grupo está manteniendo la travesía urbana de la ruta. “No solamente la parte de la ruta que atraviesa a la ciudad sino sus accesos”, dijo. También se trabaja en la banquina con una motoniveladora porque el tránsito levantaba la ceniza.

Millán detalló que para llevar adelante las tareas se trabajó con regadores de gran porte, de 30 mil litros, camiones semirremolques. Remarcó que las tareas “se organizaron rápidamente y se contó con una gran colaboración del Ejército”. También se coordinó con la Policía para la organización del tránsito vial y todas las medidas de seguridad.

“Desde el ministerio de Energía y Obras Públicas nos estamos encargando de la parte técnica, coordinando lo que es limpieza de techos, por lo que solicitamos a los vecinos que retiren el material. Nos estamos abocando al sector urbano”, indicó.

El funcionario comentó que “los vecinos van retirando el material desde los patios de sus casas y desde las veredas hacia la calle y de allí nos hacemos cargo de la carga, retiro y limpieza de las calles. El asfalto estaba tapado por cinco centímetros de cenizas, le estamos pasando la motoniveladora. Vamos armando los acopios en las esquinas y finalmente retirando la ceniza”.