Se trata de una cuenca que provee del recurso a varios campos y es necesario contar con controles certeros sobre el uso y la cantidad de agua que consume cada beneficiario en su recorrido.

Se llevó a cabo una reunión en Las Lajas entre productores y autoridades provinciales y municipales con la finalidad de buscar acuerdos que permitan hacer un uso racional y eficiente del agua aportada por el arroyo La Buitrera. La jornada fue presidida por el ministro Producción e Industria, Facundo López Raggi, junto con la intendenta Angélica Espinosa y concejales de esa localidad.

Durante la reunión se realizó una presentación en la que se detalló que la cuenca del arroyo La Buitrera “es un sistema complejo que requiere acuerdos claros entre los principales usuarios”.

El ministro indicó que “el problema de la administración del agua será mayor a medida que aumente el pronóstico de sequía” y aseguró que “si no atendemos los conflictos rurales a tiempo, se pueden generar más problemas. Es momento de tomar decisiones, porque mientras más se dilaten estas medidas será más difícil resolver ciertas cuestiones”.

En tanto, la intendenta Espinosa señaló que “la captación de agua no está reglamentada y hay muchas subdivisiones nuevas”. Entre los problemas expuestos se comentó que el arroyo no tiene un punto de control, y que hay muchas vertientes subterráneas y distintas tomas en varios lugares. Hubo acuerdo en analizar cuáles son los fines que cada usuario le dará al agua.

También participaron de la jornada la subsecretaria de Producción, Amalia Sapag y representantes de la subsecretaría de Recursos Hídricos.