Un convenio firmado recientemente por Nación, establece la incorporación de un porcentaje de viviendas realizadas con recursos forestales locales, a los planes habitacionales. La provincia – a través de Corfone- se encamina a duplicar la capacidad constructiva y hacer extensivo los sistemas en los municipios de primera y segunda categoría.

El ministro de Trabajo, Seguridad y Ambiente, Jorge Lara se refirió esta mañana al convenio firmado recientemente entre el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y el gobierno nacional, para impulsar el aprovechamiento del recurso forestal para la construcción de viviendas. Dijo que la medida “encuentra a la provincia muy bien posicionada”, gracias a los trabajos que la Corporación Forestal Neuquina (Corfone) viene realizando desde hace un año, fundamentalmente en el interior y zonas cordilleranas.

Lara señaló que “la resolución nacional establece la incorporación de un 10 por ciento de construcciones de madera, dentro de todos los planes habitacionales”. En este sentido, precisó que la provincia –a través de Corfone- “viene realizando importantes avances en esta materia, con alrededor de 200 viviendas construidas con recursos forestales propios”.

Además, adelantó que para el 2018, el organismo estará en condiciones de duplicar la capacidad constructiva, que se canaliza mediante dos sistemas, uno con ladrillos de madera y otro a base de machimbre cabañero o traslapo. “Estos sistemas permiten en un plazo corto -de entre 60 y 70 días- tener montada una estructura de madera sólida y de muy buena calidad”, indicó.

La resolución nacional establece la incorporación de un 10 por ciento de construcciones de madera, dentro de todos los planes habitacionales.

Destacó que “la idea del gobernador Omar Gutiérrez –a partir del próximo presupuesto nacional- es incorporar estas técnicas constructivas a los otros planes de vivienda, y hacerlos extensivos a la zona de la Confluencia, es decir que la ampliación no sea sólo para el interior, sino ir expandiéndolo a las ciudades y municipios de primera y segunda categoría”.

Respecto a la producción de Corfone, explicó que cuenta con tres importantes aserraderos, en Junín de los Andes, Abra Ancha, y Las Ovejas, los cuales están completando el ciclo de programación que comenzó el año pasado, tanto en las líneas de aserrío, como de secaderos.

Comentó que “con estos tres grandes polos –de los más importantes de la Patagonia- se están llevando adelante viviendas, Salones de Usos Múltiples (SUM), destacamentos, puestos sanitarios, salas velatorias, entre otras construcciones, las cuales generan también el empleo de mano de obra local.

Además, Corfone se propone entre sus objetivos impedir los deslaves en la zona de alta montaña y sanear los bosques para evitar que se infecten con una plaga que afecta a los pinares.