Se conmemora el 8 de marzo en coincidencia con el Día Internacional de la Mujer. Habrá una teleconferencia sobre la temática con el ministerio de salud de Nación.

Este 8 de marzo, en coincidencia con el Día Internacional de la Mujer, se celebrará en más de 150 países el Día Mundial del Riñón. Se trata de una campaña global de concientización, a la que adhiere el ministerio de Salud del gobierno de la provincia del Neuquén y que es organizada por la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones Renales (IFKF).

Con el lema de este año, se busca enfatizar sobre la prevención y detección precoz de alteraciones renales en la mujer y a su vez crear conciencia sobre la importancia de la función renal y el impacto de las enfermedades que lo afectan. Además, se busca presentar estrategias y recomendaciones que permitan evitar dichas enfermedades.

El ministerio de Salud cuenta con el programa de Salud Renal, que depende de la dirección general de Atención Primaria de la Salud, dentro del programa de Enfermedades Crónicas No Transmisibles. Desde allí se trabaja en conjunto con el programa nacional de Abordaje Integral de Enfermedades Renales (PAIER).

En consecuencia, el jueves 8 de marzo a las 9.30, se realizará una teleconferencia con el ministerio de Salud de la Nación de la que participarán todos los referentes provinciales por el Día Mundial del Riñón. Además, a las 11 en el hall central del Hospital Castro Rendón se realizará control de la tensión arterial y se entregará folletería.

Oscar Escobar, el nefrólogo del Castro Rendón, comentó que “la Enfermedad Renal Crónica (ERC) se puede prevenir pero no tiene cura, suele ser progresiva, silenciosa y no presentar síntomas hasta etapas avanzadas”. Y agregó que “por eso recomendamos a las personas con diagnóstico de hipertensión arterial o diabetes realizar controles de sus funciones renales”.

“Es importante estar atentos porque la enfermedad renal crónica cuando comienza no presenta síntomas. Más del 90 por ciento de las personas que la padecen no experimentan ningún malestar hasta que tienen un deterioro severo”, dijo Escobar.

La misma afecta a cerca del diez por ciento de la población mundial. “Lo bueno es que puede tratarse.  Por esto cuánto antes se diagnostique, mejores van a ser las posibilidades de recibir un tratamiento efectivo y detener o ralentizar la pérdida de la función renal”, manifestó al respecto el doctor.

Las causas más frecuentes de ERC son la diabetes y la hipertensión arterial, también hay que tener en cuenta los siguientes factores de riesgo: tabaquismo, antecedentes personales y familiares de enfermedad renal, consumo crónico de drogas que dañan el riñón como antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno y naproxeno) o exposición a metales pesados, entre otros.

Salud Renal de la Mujer

Se calcula que afecta aproximadamente a 195 millones de mujeres en todo el mundo. Actualmente, es la octava causa de muerte entre ellas, con cerca de 600 mil defunciones consecuentes por año.

En Argentina ataca a más de dos millones de féminas, de las cuales 12.600 necesitan de tratamiento dialítico. Se estima que en 2018 ingresarán 2.800 mujeres a diálisis.

En cuanto la donación y el trasplante renal, 2.800 mujeres están inscriptas en lista de espera para ser trasplantadas en Argentina, mientras que 5.160 recibieron un trasplante renal en los últimos 10 años.

El 59 por ciento de los trasplantes con donante vivo pertenecen a riñones donados por mujeres (madres y hermanas), y 1.612.000 mujeres ya manifestaron su voluntad de donación.

Algunas enfermedades afectan con más frecuencia la función renal en las mujeres, como el Lupus Eritematoso Sistémico (una enfermedad autoinmune) o la infección renal (pielonefritis aguda o crónica). También se la considera un factor de riesgo para el resultado adverso en el embarazo.

Para finalizar, Escobar manifestó “los médicos contamos con herramientas para poder medir la función renal y conocer si los riñones funcionan en forma correcta o se detectan alteraciones”.